La ciudad

"La concesionaria de los semáforos es el chivo expiatorio", dijo el papá del joven muerto en Salta y Lagos

A 90 días del trágico siniestro en el que murió su hijo, Marcelo Seisas dijo sentirse "decepcionado", y apuntó contra las autoridades del área que debían controlar el funcionamiento de los semáforos.

Jueves 04 de Enero de 2018

"Veo mucha inacción. A noventa días de la muerte de mi hijo, no hay nada. En un momento se quiso cerrar en homicidio culposo prematuramente sin hacer una pericia accidentológicas. Hasta ahora no la hubo y no se si la habrá. Me genera una gran decepción lo que estoy viendo. La ineptitud, la desidia, la irresponsabilidad de los funcionarios".

Embed

Así se manifestó hoy Marcelo Seisas, el padre del motociclista que falleció en un choque ocurrido el 13 de noviembre pasado, en Lagos y Salta, al parecer por un semáforo que no funcionaba correctamente.

Leer más: Por reiteradas fallas, darán de baja a la firma que mantiene los semáforos

En contacto con el programa "Zysman 830", Marcelo exhibió su malestar no sólo por el escaso avance de la investigación del siniestro sino por la decisión de la Municipalidad de rescindir el contrato de concesión a la empresa encargada del mantenimiento de los semáforos.
"Anoche vi en el televisión que dentro de 60 días nos vamos a apurar y vamos a sacar a la empresa contratista. Perfecto. La empresa contratista de los semáforos es el chivo expiatorio, pero quién la controlaba después de tantos años. ¿Tuvo que ocurrir la muerte de un chico para que pase esto?", se preguntó Marcelo.

Leer más: La esquina de Lagos y Salta se cobró otra víctima fatal

El papá de Marcelo dijo que buscará "a los responsables de quienes debían controlar a la empresa. Hay una gran responsabilidad política. Cuando se toma a una empresa contratista, hay responsables que deben controlar a esa firma. La empresa no es autónoma, no hace y decide. Hay pliegos, controles. La empresa concesionaria es evidente que no funcionaba, pero hace años que estaba".
"Si hay problemas en los semáforos y funcionan mal, hay que poner inspectores en esas esquinas. O sólo tiene que haber inspectores al lado de los camiones de hormigón cuando se está haciendo una obra?", agregó Seisas.
El papá de Hito dijo que el día de la muerte de su hijo "una cuadrilla fue al lugar a las 16; no pudo arreglar el semáforo; se fue; dejó el semáforo roto, no quedó ningún inspector en la zona y a las 21.50 mi hijo falleció en un accidente. Eso es tremendo. Es desidia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario