La ciudad

La chopería Blanco, presa de una disputa comercial

Después de funcionar por casi 90 años en la esquina de Pellegrini y Alem, la tradicional chopería Blanco aparece en medio de una fuerte disputa comercial.

Sábado 10 de Enero de 2009

Después de funcionar por casi 90 años en la esquina de Pellegrini y Alem, la tradicional chopería Blanco aparece en medio de una fuerte disputa comercial. El lunes pasado sorprendió el cierre del bar y el anuncio (de quienes lo explotaban y que dijeron haber comprado el fondo de comercio) de que la chopería se trasladaría a la esquina ubicada en diagonal a su histórico edificio. Ahora sus dueños, hijos y sobrinos de los hermanos que lo fundaron en 1922, aseguran que "el bar nunca se vendió" y que "sólo se alquiló el local". Por eso, dejaron asentada ayer una denuncia penal en la Fiscalía de turno de los Tribunales provinciales. Adelantaron también que en febrero reabrirán las puertas del bar "en el lugar de siempre" y afirmaron "sentirse estafados en su buena fe por una serie de ilustres desconocidos que usurpan ahora nada menos que la historia de la familia".

La chopería fue fundada en 1922 por Juan Antonio y Daniel Blanco, dos inmigrantes asturianos. En sus manos y en las de los hijos del primero —Daniel, Miguel Angel, Juan Carlos y Rubén, ya fallecido— funcionó el tradicional local desde entonces y hasta 2003.

"Con sacrificio y dedicación, Juan Antonio y Daniel hicieron que el negocio adquiriera fama por su atención, por la calidad de la mercadería y por la seriedad comercial. Y ahora, personas que alquilaron el local se creen con derecho a usar la firma como propia, despreciando el esfuerzo de varias generaciones", aseguró Miguel Angel.

El alquiler. Con la muerte de Rubén, uno de los hermanos, en mayo de 2003 llegó a la familia la idea de poner el local en alquiler. "Estábamos ya grandes y mi hermano mayor había muerto", relató Daniel y acotó: "Trabajamos hasta el 31 de diciembre de ese año, pero después decidimos alquilar el local para que alguien lo explotara por nosotros, pero nunca se nos ocurrió vender ni el nombre ni la firma".

Así llegaron a la tradicional esquina quienes ahora se hacen los dueños del fondo de comercio y que —según aseguran los abogados de la familia Martín Padilla y Carlos Blumberg— "son Hilda Beatriz Dubois y Luciano Castagnani, quienes sólo fueron los locatarios del lugar hasta el vencimiento del contrato, pero nunca se habló de venta de llave de nada".

Para los Blanco, los inquilinos "ganaron en dinero y perdieron en escrúpulos" a lo largo de cinco años. Sin embargo, lo que desató el mayor enojo en familia fue el "robo" del tradicional cartel familiar que desapareció del viejo edificio y apareció en el inmueble que está cruzando Pellegrini.

"El fondo de comercio nunca se vendió, así como tampoco el cartel. Ese cartel debería haber quedado en el local. El único boleto de compra-venta que existe se hizo por parte del mobiliario y no incluía estos objetos que pertenecen a la familia", insistió el abogado Martín Padilla, al tiempo que señaló que "respecto a la desaparición del cartel ya se hizo una constatación y se radicó una denuncia en la Justicia".

Reapertura. Lo cierto es que los Blanco no están dispuestos a ceder su negocio después de casi nueve décadas. Por eso, adelantaron que en febrero próximo "la original y tradicional chopería Blanco reabrirá sus puertas".

Aunque la idea es volver a alquilarla, los tres hermanos dicen que estarán allí. "Si es necesario nos haremos presentes mañana y noche para que se sepa que nunca cerró y que sigue funcionando en el local de siempre, en Alem 1701", dejó en claro Daniel, quien permanece desde los diez años "detrás del mostrador".

Para la familia, el daño "es moral". Juan Carlos asegura que significa "usurpar el nombre, la identidad y la historia familiar".

Su hermano Daniel acotó: "Nacimos y crecimos en ese lugar. El barrio sabe y la gente tiene que saber que vamos a seguir estando allí, en la esquina sudeste de Pellegrini y Alem".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS