La ciudad

La Capital reconoce a los rosarinos que hacen en la entrega de Los Destacados 2011

La edición número once de Los Destacados, el premio que La Capital entrega a protagonistas de las notas realizadas durante cada año fue otra vez una fiesta. Hubo 22 distinciones, 21 elegidas por el equipo periodístico y la restante por la votación de 158 mil personas a través de la página de internet del diario.  

Domingo 18 de Diciembre de 2011

La edición número once de Los Destacados, el premio que La Capital entrega a protagonistas de las notas realizadas durante cada año fue otra vez una fiesta. Hubo 22 distinciones, 21 elegidas por el equipo periodístico y la restante por la votación de 158 mil personas a través de la página de internet del diario. Los reconocimientos fueron para historias de vida conmovedoras, deportistas que rompen sus propias marcas, empresarios optimistas, amantes de la ciencia y creativos en el arte, la música y la solidaridad, además de ejemplos de compromiso social y actores cívicos. La ceremonia se realizó el miércoles y, por primera vez, en el cine público El Cairo, de amplitud y prosapia suficiente para contener tanta emoción. A puro corazón y afecto, esta vez el telón fue para quienes se sienten timoneles de sus propias vidas.

El acto comenzó a las 19.30, pero tuvo una previa de una hora donde los destacados con sus familiares y acompañantes fueron entrando en clima. Ya en el hall del cine, de Santa Fe 1120, la ceremonia comenzó a tomar color. Hubo sonrisas sociales, mucha ansiedad, otro tanto de nervios y cada grupo permanecía junto. La fiesta aún no había comenzado y todo lo por venir era un misterio para los protagonistas.

La primera en llegar fue Alicia Kosinski junto a su hijo Tomás, de remera verde y flequillo importante. "Estoy muy nerviosa, pero contenta porque esto es grandioso", dijo la mujer, que se hizo acreedora al Destacado porque batalló sin límites hasta lograr que al pequeño, que tiene síndrome de Down, lo aceptaran en una escuela común.

A pocos pasos de allí, otra familia también declaraba "nervios y ansiedad". Eran Anabela y Martín, con sus hijos Martina y Tobías. El pequeño superó, hace apenas tres meses, un trasplante de hígado donado por su papá, en un hecho que no vacilaron en considerar como un milagro.

Elegante, con chal y vestido de tenues brillos, Teresita de Lardizábal, a sus 87 años, era la destacada de más edad que compartía la escena cerca de donde correteaban Tobías y Tomás; niños como los que ella amó durante sus 40 años dedicados a la enseñanza. Pero la educación también tenía otra figura sonriente: don Américo Di Vaira, el portero de 81 años que aún trabaja en el Normal Nº 3. El hombre asombraba a los presentes contando anécdotas de sus 60 años de labor.—

Junto a estas historias de vida la noche se fue poblando de relatos intensos, cada uno de los cuales representaba una lucha.

Eran historias a favor del saber, de la libertad y la expresión, o en contra de la burocracia, los prejuicios y, sobre todo, de los palos en la rueda. Por eso estaban sonrientes, porque durante dos horas los contratiempos se aliviaban, los logros se lucían y el corazón nos les daba para tantos elogios y felicitaciones.—

La ceremonia. A las 19.30, con el arribo de la intendenta Mónica Fein y el gobernador Antonio Bonfatti, comenzó el acto que fue conducido por

Producción y coordinación general: FLORENCIA O'KEEFFE. Producción ejecutiva: MARIA LAURA FAVAREL. Textos: MARCELA ISAIAS, VANESA VALENTI, MARIO CANDIOTTI, MAURICIO MARONNA, MATIAS LOJA, PABLO MIHAL, FLORENCIA O´KEEFFE Y MARIA LAURA FAVAREL. Producción fotográfica: SILVINA SALINAS, MARCELO BUSTAMANTE, MATIAS SARLO, SEBASTIAN SUAREZ MECCIA, ENRIQUE RODRIGUEZ, CELINA MUTTI LOVERA Y NESTOR JUNCOS. Retoque fotográfico: VERONICA LUNA, ANDRES MANCINI Y JORGE PENDINO. Diseño: FABIANA COLOVINI.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario