La Ciudad

La campaña solidaria "Si no lo usás, donalo" juntó 500 kilos de ropa y juguetes

Lanzada a principios de julio, la campaña solidaria volvió a poner en evidencia la solidaridad de los rosarinos

Martes 10 de Agosto de 2021

La campaña solidaria "Si no lo usás, donalo" terminó con un saldo muy positivo: gracias al aporte de los rosarinos, se juntaron 500 kilos de ropa, calzado y juguetes. La propuesta fue lanzada a principios de julio y contó con 46 puntos de recepción distribuidos en todos los distritos de la ciudad, en sedes de organizaciones sociales y clubes de barrio, que de este modo se sumaron a la iniciativa municipal.

Tras el cierre de la etapa de recepción y acopio, comenzó el proceso de organización, sistematización y distribución de materiales recaudados, que –a través de diversas organizaciones de la sociedad civil– fueron llegando a las niñas, niños y adultos mayores que lo necesiten.

"Una vez más en los momentos más difíciles, la ciudad de Rosario pone la solidaridad como bandera. Tanto los clubes como las organizaciones que se sumaron a esta movida solidaria, han trabajado de manera conjunta con el municipio durante la pandemia. Agradecemos nuevamente a estas instituciones como también a las organizaciones sociales que aportan su logística de trabajo y la llegada a las y los vecinos de cada barrio", sostuvo el secretario de Desarrollo Humano y Hábitat de la Municipalidad local, Nicolás Gianelloni.

La presidenta de la Asociación Civil Santísimo Rosario, Mirta, también habló sobre la campaña solidaria: "En la asociación tenemos además otro lema: «Si te sirve, te lo llevás». Aquí reciclamos, reutilizamos, trabajamos con las telas que no están en condiciones para usarse pero que son útiles para hacer otras cosas, como un par de medias, escarpines o el relleno de un almohadón, así que todo es útil para nosotros, todo se recicla", contó.

Mirta dijo que "es el círculo de la solidaridad, lo que no usa uno lo puede aprovechar otro". Y añadió: "La gente está muy agradecida, vienen chicos en ojotas y se van con sus zapatillas calzadas, o con su abrigo".

"Cuando llegan las donaciones, vemos qué necesita lavado, después qué necesita reparación, para eso tenemos las máquinas, los cierres, los elásticos, con lo cual podemos reciclar y darle vida a una prenda que quizás su destino era ir a la basura", añadió. "Abrimos el roperito los viernes desde las 15, y la gente viene y se lleva lo que le sirve. La campaña que hizo la municipalidad ha sido muy importante, y bregamos para que la ciudadanía entienda que lo que no lo usa, otro lo pude usar", agregó.

“Muchas de las donaciones llegaron directamente a las organizaciones que eran puntos de recepción, que ordenaron la ropa y juguetes recibidos para entregarlos directamente a vecinos y vecinas del barrio. En el caso de los clubes, la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat se encargó de retirar las donaciones y sistematizarlas para luego llevarlas a las instituciones barriales que luego se encargan de hacerlos llegar a quienes necesitan esos recursos”, explicó por su parte William Burgener, coordinador Programático de la Dirección de Integración Comunitaria.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario