La ciudad

La Cámara Penal ordenó la prisión efectiva en un caso de violencia de género

El acusado tenía detención domiciliaria por "instigar" un robo en la casa de su ex pareja, además de amenazarla junto a sus hijos

Domingo 24 de Diciembre de 2017

"Andá a la marcha Ni una Menos", decía el papel que dejaron tres hombres que irrumpieron a robar en la casa de una joven hace un mes y la amenazaron para que retire las denuncias por violencia de género hechas contra su ex pareja. En esa oportunidad, un juez le impuso al agresor la pena de prisión domiciliaria por instigar el delito de robo calificado por el uso de arma de fuego. Esta semana, después de evaluar informes de profesionales especializados en violencia de género, de la víctima y de allegados a la mujer, el juez de Cámara Penal, Gustavo Salvador, revocó la prisión domiciliaria y dispuso que quede detenido en una comisaría.

   No era la primera vez que Juan José A. se presentaba a una audiencia imputativa como acusado de ejercer violencia contra su ex pareja. Entre septiembre y octubre de este año había sido denunciado por amenazas simples y amenazas coactivas en varias oportunidades.

   Y el pasado 13 de noviembre fue acusado por el delito de "instigador" de robo calificado por el uso de arma de fuego, arma blanca y arma impropia. Un mes antes, durante la madrugada del 16 de octubre, tres hombres habían irrumpido en la casa donde vive con sus hijos.

   Los delincuentes amenazaron con abusar de ella y de los niños si no retiraba las denuncias por violencia de género hechas contra Juan José. Antes de irse, le robaron parte de sus pertenencias, dinero y le dejaron una nota que decía "andá a la marcha".

   El juez José Luis Suárez dispuso que el acusado cumpliera prisión con tobillera electrónica en su domicilio del barrio Empalme Graneros. Además dispuso que quedara bajo la responsabilidad de su hermano.

   Sin embargo, el juez de Cámara Penal revocó la prisión domiciliaria y dispuso que quede detenido en una comisaría.

   El magistrado tuvo en cuenta el material probatorio presentado por el fiscal Nicolás Foppiani, quien aportó tres informes elaborados por profesional especializado en violencia de género, el testimonio de la víctima, de una amiga y de su ex pareja.

   Los informes, realizados por el Instituto de la Mujer de Rosario y el Centro de Asistencia a la Víctima fueron valorados como "contundentes" por el juez, ya que descartan "fabulación" alguna y "le asignan verosimilitud al discurso de la víctima", recomendando "extremar las medidas de protección".

   Además, tuvo en cuenta el incumplimiento de una restricción de acercamiento por parte del acusado, que había sido ordenada por un juzgado de familia.

   El magistrado consideró que si el acusado pudo instigar a otras tres personas a ingresar a un domicilio, amenazar a una mujer y sus hijos y cometer un robo; podría volver a hacer todo eso gozando del beneficio de prisión domiciliaria.

   José Luis Suárez argumentó que "las especiales circunstancias de violencia de género, donde hay intimidaciones e intención de amedrentar a la víctima para complicar la entidad probatoria, requiere extremar todas las precauciones".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario