La Ciudad

La caída de la facturación en la ciudad en 2020 rondó el 10 por ciento

El secretario de Desarrollo Económico y Empleo remarcó esa cifra está un punto abajo de la media nacional y se definió como "moderadamente optimista"

Martes 02 de Febrero de 2021

Con los números de 2020 casi cerrados, el secretario de Desarrollo Económico y Empleo, Sebastián Chale, anticipó que la caída de la facturación en la ciudad en el año de la pandemia respecto de 2019 ronda el 10 por ciento. Si bien los números serán oficialmente presentados la semana próxima, el funcionario municipal anticipó el indicador que se suma a la caída previa que la actividad comercial de Rosario ya había sufrido en 2019 respecto de 2018 y que había sido del 4,5 por ciento. Así y todo, el funcionario dijo ser “moderadamente optimista”.

“Estamos cerrando los números de de diciembre, pero vamos a estar en una caída de entre 9,5 y el 10 por ciento en la facturación”, dijo el responsable de Desarrollo Económico y Empleo, y señaló que ese número pone a ciudad “algo por debajo del indicador nacional que está en el 11 por ciento”.

Para argumentar su mirada “moderadamente optimista”, Chale señaló que “la ciudad viene además con una leve curva hacia arriba que permite pensar en el repunte de la actividad comercial”, aunque advirtió: “Siempre teniendo un ojo puesto en la curva de casos de coronavirus y el desarrollo de la pandemia y otro en el movimiento comercial porque hay un claro correlato entre esos factores”.

La ventaja tras un año de pandemia, consideró, es que “ya está más claro cuáles son las medidas que se pueden tomar en materia sanitaria que tienen un mayor impacto en la salud de la población y menos en la actividad económica”.

El funcionario destacó el enero que recién se termina y que la ciudad transitó “con cierta normalidad, colonias de vacaciones y actividades deportivas funcionando y que teniendo en cuenta el contexto y las limitaciones aún vigentes, fue un buen enero”.

En ese marco, agregó que si a partir de marzo se pudiera recuperar con esa misma relativa normalidad la actividad educativa, además del valor que eso tiene en sí mismo, “eso mueve alrededor la industria texto, la indumentaria, las librerías y toda una serie de servicios vinculados”.

La mejora en el empleo, incluso en la mayor de las informalidades, indicó que “seguramente habrá que esperar unos meses más para ver las mejoras” y detalló: “Las mediciones de empleo siempre vienen por detrás y estamos esperando las mediciones del último trimestre de 2020 que esperamos sean más estables. Pero lo cierto es que el fuerte impacto se ve primero en el sector informal que también fue el primero en sentir las consecuencias negativas”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario