La ciudad

La Biblioteca Argentina, escenario para presentar el Plan Nacional de Lectura

El Plan Nacional de Lectura hizo pie ayer en Rosario. Y nada menos que en la Biblioteca Argentina Juan Alvarez.

Miércoles 05 de Febrero de 2020

El Plan Nacional de Lectura hizo pie ayer en Rosario. Y nada menos que en la Biblioteca Argentina Juan Alvarez, donde el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, dejó en claro que se trata de un programa que busca garantizar no sólo la compra y distribución de libros en todo el país y la vuelta de la lectura a las aulas, sino sobre todo "la construcción de la conciencia colectiva de la importancia de la lectura, de valorar nuestra industria del conocimiento y nuestra producción cultural, que supo ser faro en América latina". Que el 70 por ciento de hogares vulnerables de la Argentina no tengan libros también es un dato que destacó el funcionario, y agregó: "El que lee aprende y el que no lee no aprende".

El acto se realizó en la imponente sala de lectura de la principal biblioteca de la ciudad, un espacio donde el gobernador, Omar Perotti; el intendente, Pablo Javkin, y el rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Franco Bartolacci, firmaron su adhesión a la propuesta del gobierno nacional; una plan que originalmente, y así lo recordó Trotta, fue puesto en marcha por Raúl Alfonsín en la vuelta a la democracia.

El ministro detalló que una comisión plural de referentes literarios de todo el país y coordinada por Mempo Giardinelli es la que está definiendo cuáles serán los libros a adquirir, a los que se sumará una edición del Ministerio de Educación de 180 lecturas recomendadas, una para cada día de clase, para que en las aulas se retome la práctica de la lectura en voz alta.

"Son cuentos, historias y poesías de actores argentinos y latinoamericanos, tanto para nivel inicial como para primaria y secundaria", detalló Trotta y adelantó que el primer tomo se distribuirá con el inicio del ciclo lectivo.

Lo cierto es que además de las aulas, serán el municipio, la provincia y la UNR, las que tendrán como desafío generar los espacios de encuentro y de lectura, porque "muchas veces el libro está, pero hay que hacer que los libros se abran", destacó Trotta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario