La ciudad

La ayuda alimentaria provincial ya llega a 114 mil familias

El gobierno provincial invirtió 461 millones de pesos en bolsones de comida, ayuda a comedores y tarjetas sociales.

Lunes 10 de Agosto de 2020

La crisis económica generada por la pandemia y su fuerte impacto en el tejido social obligaron al Estado en sus diferentes niveles a incrementar el nivel de ayuda en forma inédita, en especial en alimentos. En Rosario, la asistencia alimentaria que brinda la provincia alcanza por mes a 114 mil familias.

La falta de acceso a satisfacer necesidades tan básicas como un plato de comida hizo que se pongan en marcha diferentes dispositivos y articulaciones, hasta llegar en la ciudad a 635 mil beneficiarios, según datos aportados por el gobierno de Santa Fe, a través de bolsones, comedores comunitarios, y las distintas tarjetas para compra de alimentos.

La idea desde la llegada del Covid-19, según apuntaron desde el Ejecutivo provincial, fue abordar a los sectores más vulnerables privilegiando el entramado institucional para fortalecer los lazos sociales en el territorio y garantizar el cumplimiento del aislamiento. Por ello, el Ministerio de Desarrollo Social trabaja en la ciudad codo a codo con asociaciones civiles y sociales, gremiales, religiosas, el Ejército y la Fuerza Aérea en un plan de asistencia con la entrega de módulos alimentarios y de limpieza.

El programa se realiza de distintas formas: por un lado se brinda ayuda mediante kits de alimentos compuestos por nueve productos secos de la canasta familiar básica que son entregados "puerta a puerta" en los distintos barrios (lleva entregados 104 mil); a instituciones sociales y religiosas (33 mil); a particulares en situación de emergencia o por pedido al 472-5526 (41.950); ayudas a población trans (266) y módulos a comedores escolares (32.425). "La entrega de módulos, cuyo valor se calcula en unos 1.000 pesos, se hace en 110 asentamientos, los lugares más duros de Rosario. De lunes a sábado, todos los días hay un operativo diferente de entrega. Nos metemos en todos lados, no hemos tenido un solo inconveniente", comenta Fernando Mazziotta, secretario de Desarrollo Territorial de Santa Fe.

Además, se aportaron 26 millones de pesos al Banco de Alimentos de Rosario, y otros 16,5 millones fueron entregados a la Municipalidad a través del convenio de Refuerzo Alimentario Extraordinario y el Programa Social Nutricional entre enero y junio de este año. En tanto, mediante la Tarjeta Institucional que se otorga a entidades que manejan comedores comunitarios, el gobierno lleva invertidos más de 90 millones de pesos, y a través de la Tarjeta Unica de Ciudadanía se entregaron en Rosario 116 millones de pesos.

Todos los recursos que fueron volcados para ser destinados estrictamente al tema alimentario totalizan 461 millones de pesos a la fecha, apuntan los registros provinciales. "Rosario está muy complejo, pero hay mucha presencia. Aumentó 30 veces lo que se daba antes de la pandemia. La ayuda llega también a través de políticas nacionales como la Asignación Universal por Hijo (AUH), Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), y trabajamos a la par del municipio", dijo Mazziotta. Además, valoró "la gran cantidad de organizaciones intermedias y voluntarios que colaboran" en las tareas de asistencia.

Por otra parte, el funcionario destacó que todo el proceso tiene un monitoreo para ir corrigiendo sobre la marcha las fallas o carencias: "Cada 15 días se hacen videoconferencias con el gobernador Omar Perotti y todas las organizaciones, y se habla sin red. La cobertura es en los 19 departamentos, si no es con módulos es con refuerzo de fondos a municipios y comunas", detalló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario