La ciudad

La asaltaron y abusaron de ella a pocos metros de una comisaría

Ocurrió en un maxiquiosco y librería que funciona a 50 metros de la comisaría 15ª, en Sarmiento al 4300.

Miércoles 22 de Mayo de 2019

Los vecinos de la cuadra de Sarmiento al 4300 no salían ayer del asombro de lo que había sucedido horas antes en el maxiquiosco y librería que funciona a 50 metros de la comisaría 15ª. El robo no los sorprendió tanto como la brutalidad del hecho que tuvo como víctima a una joven de 19 años que atiende el local, quien denunció que también fue abusada. Sin embargo, no les extrañó que todo haya sucedido a pocos metros de Ameghino, la esquina donde funciona la seccional, sin que nadie notara nada. "¡Qué podés esperar de un lugar de donde se fugaron 32 presos, fue un desastre y lo sigue siendo", comentó un habitante del barrio, recordando lo sucedido en 2014 y, según quienes conviven en la zona, "poco ha cambiado la situación".

Al mediodía, en la esquina de Ameghino y Sarmiento, la salida de los chicos de la Escuela Nº 1.032 La Argentina le impone a esa zona, limítrofe entre los barrios Matheu y La Guardia, un movimiento que se pierde con el paso de las horas.

A metros de allí, cruzando apenas la calle, funciona el maxiquiosco, que ofrece desde fotocopias, anillados y plastificados hasta juguetes, regalos y disfraces para este 25 de mayo. Era ya la tardecita del lunes, cuando la joven de 19 años estaba al frente del local, y pocos quedaban en la calle, más aún, con la lluvia.

Según el testimonio de la propia adolescente, un hombre entró haciéndose pasar por un cliente y aparentó hacer una compra, pero en un descuido la abordó y la inmovilizó, para después abusar de ella y darse a la fuga llevándose el dinero que había en la caja del local.

Custodiada

Ni el edificio de la comisaría, con un cartel en la puerta, ni los patrulleros, que están a sólo dos casas de por medio del lugar del ataque lograron amedrentar al agresor y hacerlo desistir de cometer el hecho. Si bien a menos de 24 horas del episodio, los vecinos recién se iban enterando y no salían del asombro, fue la brutalidad del ataque lo que los sorprendió, para nada la inexistente reacción de la policía.

"Hace apenas unas semanas, a la vecina que vive pegada a la comisaría le rompieron la reja y le sacaron la moto, no abrís una reja en un segundo y, así y todo, nadie vio ni hizo nada", contó una vecina, en el movido mediodía mientras volvía a su casa de buscar a su hija a la escuela.

Más aún, dos amigos, uno de ellos vecino de la cuadra, recordaron lo sucedido en noviembre de 2014. "¿Qué podés esperar de una comisaría de donde como si nada se fugaron 32 presos? Eso fue un desastre y ¿vos creés que cambió algo desde entonces?", preguntó uno de los hombres, que consideró que ni los cambios de autoridades ni del personal modificaron el estado de cosas.

Es más, aparte de apuntar los hechos de robo, recalcaron que "pasan cosas, se vende droga, todo el mundo lo sabe y ellos también". Es más, a los "pesados del barrio" se los ve pasar por la esquina de Sarmiento y Ameghino.

La investigación

Si bien la Unidad de Flagrancia está a cargo de la investigación de lo sucedido el lunes a la tardecita, también se dio intervención a la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual por la denuncia de abuso que hizo la joven. Por ahora, esperan que esté en condiciones de hacer una ampliación de su declaración, mientras se llevan adelante exámenes médicos específicos.

Además de citar a familiares de la víctima para la toma de declaración, se requirió el relevamiento de cámaras de la zona. Y se convocó a testigos que puedan aportar datos a acercarse a Sarmiento 2850, Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario