Pandemia

La agenda fuera del coronavirus, a cuarentena

La emergencia sanitaria monopoliza el debate político provincial. Interrogantes sobre la necesidad pública.

Miércoles 18 de Marzo de 2020

La propagación del coronavirus puso a los otros temas de la agenda política provincial en cuarentena. La batería de medidas que lanzaron los tres niveles de gobierno en los últimos días para enfrentar la emergencia sanitaria dejó en una zona incierta a la ley de necesidad pública, el proyecto clave para la administración de Omar Perotti y cuyo tratamiento en Diputados estaba previsto originalmente para mañana.

El jueves pasado la Cámara baja ingresó formalmente el texto aprobado por el Senado y lo envió a las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto y Hacienda.

La idea era que el proyecto llegara al recinto en la siguiente sesión extraordinaria, pensada para mañana o, a más tardar, para la última semana de marzo.

Sin embargo, pasaron cosas: la contención del Covid-19a reseteó todos los planes.

Aunque la Cámara de Diputados suspendió provisoriamente todos los eventos previstos para marzo y pidió que se convoquen reuniones de comisiones "sólo si hubiere temas de absoluta necesidad y urgencia que tratar", no cerró las puertas a una eventual sesión.

No obstante, una de las principales espadas del Frente Progresista en la Legislatura señaló ayer a LaCapital que la sesión "no está convocada aún, y no está decidido" hacerlo. Y deslizó: "Para mí no va a haber".

El oficialismo quiere sesión

Para el presidente del bloque del PJ en Diputados, Leandro Busatto, la sesión debería realizarse: "La población está buscando respuestas del Estado, deberíamos hacer un esfuerzo desde la política para sentarnos en la banca, obviamente teniendo en cuenta los resguardos necesarios".

Y agregó: "Más que nunca esta ley se hace necesaria, pero también se hace imprescindible que sea avalada y ratificada por todos los bloques políticos".

Ése es el punto clave: el oficialismo domina el Senado pero sólo tiene 6 bancas en Diputados y necesita el aval del Frente Progresista —que tiene 28 sobre 50— para aprobar cualquier ley.

Los puntos de fricción siguen siendo los mismos: el monto del endeudamiento, las facultades delegadas al Ejecutivo y la asistencia a municipios y comunas. "Estamos haciendo un esfuerzo para ver si compatibilizamos visiones —remarcó Busatto—, debería primar la razonabilidad".

Otro clima político

Lo cierto es que justo cuando se impone la distancia social, Perotti y Lifschitz se acercan: el gobernador convocó a a los ex ministros de Salud Miguel Cappiello y Andrea Uboldi al comité de expertos contra la pandemia y el actual presidente de la Cámara de Diputados felicitó públicamente la decisión.

Desde el entorno de Lifschitz consideraron "saludable" la invitación; evalúan que "hubo un corrimiento de la agenda y hay coincidencia en qué es prioritario y qué no, y en ese marco se entiende que la salud es una política de Estado".

"Hubo un claro llamamiento del presidente —agregaron—, la imagen de Alberto Fernández, (Axel) Kicillof, y (Horacio) Rodríguez Larreta da un mensaje claro de cómo trabajar de acá en adelante".

En la misma línea, en el peronismo apuestan a que en la etapa post coronavirus predominen los consensos.

—¿Mejoró el clima político de la provincia?- le consultó este diario a Busatto.

—Sin lugar a dudas, y tiene que mejorar aún más. Si a esta altura del partido la política se pelea no entendemos nada.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario