La ciudad

La actividad de los cartoneros crece al compás de la pobreza

A medida que la inflación hace pedazos los ingresos de quienes menos tienen, el cirujeo aparece cada vez más como una opción para "zafar el día" y los carros de cartoneros tirados por caballos van ganando espacio en las calles de la ciudad. Un indicador al respecto es que, en los últimos meses, la Dirección de Control Urbano del municipio incautó un promedio de 50 equinos por mes...

Martes 29 de Julio de 2008

A medida que la inflación hace pedazos los ingresos de quienes menos tienen, el cirujeo aparece cada vez más como una opción para "zafar el día" y los carros de cartoneros tirados por caballos van ganando espacio en las calles de la ciudad. Un indicador al respecto es que, en los últimos meses, la Dirección de Control Urbano del municipio incautó un promedio de 50 equinos por mes, en virtud de distintas irregularidades.

En tanto, la esquina de Alvear y Brown terminó por transformarse en un improvisado estacionamiento donde los recolectores juntan sus bolsas a la espera de que un flete los pase a buscar (ver aparte).

En este marco, la convivencia de la actividad con el tránsito y los vecinos no es fácil. Ayer, una treintena de cartoneros protestaron frente a Control Urbano, en medio de acusaciones y desmentidas por supuestos pedidos de dinero por parte de agentes municipales para dejarlos trabajar en el centro.

Piquete. Los cerca de 30 carros de la cooperativa de cartoneros Empalme Graneros rodearon la esquina de Pueyrredón y Rivadavia, donde funciona Control Urbano, para exigir la entrega inmediata de 10 animales incautados en el último mes por diversas infracciones.

"Te piden 50 pesos para no sacarte el caballo y cuando te acordás, o terminás laburando para ellos o no recuperás más el animal", denunció Rubén Barrera, un cartoner0o que coincidió con otros que sin los caballos se pierden 120 pesos semanales.

Entre los reclamos que presentó la cooperativa hubo un pedido de ayuda escolar y alimentaria a la provincia, la posibilidad de trabajar con los carros en el centro y macrocentro, y la construcción de una planta de reciclado de cartón, metal y vidrio en un predio de Olivé y Gambetta, proyecto que beneficiaría a unas 350 familias.

Una comisión de cartoneros y el responsable de Control Urbano, Ariel Piñeiro, buscaron una salida conjunta al piquete. Luego de la reunión, otro de los integrantes de la cooperativa insistió con el supuesto pedido de coima para poder cirujear. "Ya denunciamos varias veces a los inspectores que pedían plata para dejarnos ir. Tampoco hay caballos maltratados ni lastimados, pero somos cirujas y nos discriminan por ser negritos", consideró Carlos Miere.

Irregularidades. En relación con estas denuncias por coimas contra inspectores, el director interino de Control Urbano salió con los botines de punta: "Que den nombre y apellido".

En cuanto al resto de los reclamos, Piñeiro señaló que los cartoneros "pidieron que se libere a los animales y plantearon que el municipio no les cobre el derecho al pastaje (5 pesos al día por animal en un predio de Ovidio Lagos al 6800). Esto se puede contemplar, pero el problema es que muchos tienen irregularidades con la documentación, la libreta sanitaria y la marca del animal", explicó.

Entre las infracciones sancionadas, muchas son por transitar en contramano con estos carros y por la conducción de los equinos a cargo de menores de 18 años, lo que "resulta inaceptable".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario