Pandemia

La actividad gastronómica local ya cayó un 60 por ciento

La merma se registró este fin de semana. La hotelería tiene una ocupación del 15 por ciento. El sector pide exenciones y prórrogas impositivas.

Martes 17 de Marzo de 2020

En el marco de las medidas de emergencia lanzadas por el municipio ante la pandemia de coronavirus, el intendente Pablo Javkin se reunió ayer con referentes de las instituciones ligadas al turismo, como gastronómicos, hoteleros, agencias de viajes, hostels y organizadores de eventos y convenciones.

En el cónclave, los representantes compartieron el diagnóstico sobre la situación de la actividad y el mandatario amplió detalles sobre las medidas de cese de actividades en boliches, bares con amenización musical (solo pueden abrir sin espectáculo, banda o show), salones de fiesta, teatros, casino y cines.

Por ahora, y hasta que los especialistas recomienden lo contrario, sostuvieron desde el Ejecutivo, se mantiene la decisión de que los locales gastronómicos sigan operando con la mitad de la capacidad y con un metro de distancia entre comensales. El intendente aclaró que será "inflexible" en ese aspecto, y en caso de detectar que un comercio está superando el máximo de clientes dentro del lugar, se procederá a la clausura.

"Si cierran todos los lugares se provocaría un colapso de la ciudad en términos laborales, pero hay que preservar la salud que es un tema que también nos preocupa", dijo Carlos Mellano, de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Rosario (Aehgar).

En gastronomía, aseguró el referente, hubo un 60 por ciento de caída este fin de semana. El sector hotelero, en tanto, registra una muy baja ocupación y cancelación de reservas, y casi no hay consultas para el próximo fin de semana largo. Desde el sector relataron que después de la Expoagro celebrada en San Nicolás la semana pasada, empezó a caer y hoy la ocupación está entre 12 y 15 por ciento.

"En esta coyuntura que atraviesa la actividad, y se suma a la que ya arrastrábamos de la situación económica, le pedimos al intendente que acompañe nuestro pedido de declaración de emergencia turística", explicó el titular de Ahegar, lo que permitiría disminuir o postergar impuestos nacionales como el pago de aportes patronales y el IVA (Impuesto al Valor Agregado). Además, quieren tramitar subsidios Repro para evitar despidos.

Exenciones

Los gastronómicos pidieron que haya exenciones o extensión de moratorias de tasas municipales, como el Drei (Derecho de Registro e Inspección), y ya adelantaron que solicitarán una medida similar a la provincia con Ingresos Brutos, así como un pedido a la Empresa Provincial de la Energía (EPE) para que durante lo que dure la crisis sanitaria abonen el kilovatio sin impuestos.

Mellano relató que el intendente dijo estar "en pleno conocimiento de la gravedad y del impacto que esto va a generar a nivel económico", pero que en esta coyuntura "dará prioridad a las medidas sanitarias y los recursos con los que deberá contar el Estado para volcarlos a los programas de salud".

De todas formas, mencionó que anunciará a la brevedad "algunas medidas como una extensión del plazo de los vencimientos de las habilitaciones; prórroga de las moratorias y habilitación en forma ágil del servicio de delivery en los establecimientos gastronómicos que no cuenten con ese permiso".

Por otra parte, la asociación compartió con el mandatario el protocolo operativo que están aplicando, que en gastronomía tiene que ver con intensificar la limpieza, utilizar lavandina diluida en agua, que los trabajadores guarden distancia con el comensal, lavarse las manos más a menudo, no tocarse entre empleados ni al cliente, limpiar y desinfectar barras y picaportes cada dos horas.

En el caso de la hotelería, consiste en que el huésped haga una declaración jurada sobre el lugar de procedencia, y en caso de haber síntomas o sospechas de contagio activar el protocolo municipal y provincial para ponerlo en vigilancia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario