La ciudad

Juegos, baile y controles de salud en Villa Moreno

En la misma cancha de fútbol donde está el paredón pintado con las imágenes de los pibes víctimas del triple crimen de Villa Moreno, se realizó ayer una jornada recreativa.

Sábado 28 de Junio de 2014

En la misma cancha de fútbol donde está el paredón pintado con las imágenes de los pibes víctimas del triple crimen de Villa Moreno, se realizó ayer una jornada recreativa. Hubo juegos para los más chicos, controles sanitarios y al final tocó un grupo de cumbia.

   Con la intención de que los vecinos se apropien de los espacios de la zona, la Secretaría de Promoción Social de la Municipalidad junto con la mesa barrial, donde vecinos y funcionarios planifican acciones urbanas y sociales, organizó una jornada de convivencia y la gente respondió con entusiasmo. Desde las 14, comenzaron a llegar a Biedma y Moreno, con sillas y equipos de mate. La tarde soleada ayudó a que la convocatoria fuera un éxito.

   Esa misma plaza, símbolo de dolor por la trágica muerte de Jeremías Trasante (17), Claudio Suárez (19) y Adrián Rodríguez (21), acribillados a balazos durante la madrugada de Año Nuevo de 2012, se convirtió ayer en un espacio de juegos, donde los chicos corrieron, patearon la pelota y participaron de los entretenimientos que armaron los animadores.

   Entre los juegos, el más convocante fue el tradicional sapo. También se colocó un aro de básquet y se armaron equipos de fútbol. No faltó el taller de percusión y la murga Evita Capitana.

   Así, mientras los chicos se divertían, los grandes pudieron hacerse análisis de salud. Profesionales de los centros sanitarios de la zona tomaron la presión arterial e hicieron controles de diabetes y de vacunación.

El cierre estuvo en manos del grupo La Vanidosa, compuesto por jóvenes tocaron varias cumbias y despertaron la fascinación entre los vecinos. Al terminar, dedicaron una de las canciones a los pibes muertos y se llevaron la ovación del público que no los dejó ir sin sacarles antes gran cantidad de fotos.

   La actividad se realizó en el marco del Plan Abre que incluye múltiples iniciativas e intervenciones en los barrios con un abordaje integral de lo social, encaradas en forma conjunta por los estados municipal y provincial, y los propios vecinos de los sectores involucrados.

   Esta fue la segunda actividad que organiza la Municipalidad en esa canchita, que antes era un lugar totalmente descuidado, según contaron los vecinos. “Después de que mataron a los chicos limpiaron todo, sacaron la basura y podaron los árboles; ahora la podemos usar”, contó una de las vecinas.

Además, en el barrio se abrieron varias calles y se colocó más iluminación.

Seguridad. “Desde que está Gendarmería el barrio está más tranquilo”, declararon varias de las vecinas que participaron ayer de la jornada de convivencia.

“Este barrio está dividido por esta canchita”, señalaron las mujeres que contaron que antes de que lleguen las fuerzas federales no se animaban ni a salir de sus casas por miedo.

“Ahora estamos más tranquilos, además circulan más los policías”, destacaron.

Según relataron, desde que mataron a los chicos hay un móvil policial instalado en la esquina de la canchita, que ya es un símbolo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario