La ciudad

Jóvenes y organizaciones del Nueva Oportunidad marchan hoy por el centro

Son más de 54 las entidades sociales, políticas, gremiales, deportivas y religiosas que exigen la continuidad de las políticas en 2020.

Jueves 14 de Noviembre de 2019

Las más de 50 organizaciones sociales, políticas, deportivas y religiosas que son parte de la red que sostiene el programa Nueva Oportunidad volverán a exponer hoy en la calle la incertidumbre que atraviesan a pocas semanas del final de la gestión socialista en el gobierno provincial, y sin tener aún garantías de que el proyecto que contiene en los barrios a más de 11 mil chicos en Rosario y casi 18 mil en toda la provincia continúe.

Por mayor presupuesto en las políticas de juventudes, por la continuidad y la ampliación del programa, por el tratamiento en la Legislatura del proyecto que propone convertir en ley la política que se desarrolla desde 2013, y por respuestas "urgentes" para enero y febrero, las organizaciones, pero sobre todo los propios chicos, se movilizarán hoy por tercera vez exigiendo la apertura de canales de diálogo. Y lo harán marchando desde la plaza San Martín a la plaza 25 de Mayo.

Más allá de gestiones todavía informales, ni las nuevas autoridades de la Municipalidad ni de la provincia garantizaron la continuidad del programa a las organizaciones que sostienen los espacios de trabajo con los chicos a través de acompañantes y capacitadores en los barrios, que son mayoritariamente miembros de estos espacios y no personal del Estado.

La política se inició en 2013 en Rosario y tras provincializarse, alcanzó este año a más de 17.800 jóvenes y adolescentes.

Ya en dos movilizaciones, las 50 entidades y los propios participantes visibilizaron el reclamo con demostraciones y propuestas artísticas en la calle, y hoy lo volverán a hacer con una concentración convocada, a las 10, en la plaza San Martín, desde donde marcharán por Moreno, San Lorenzo y Laprida para terminar el recorrido frente al Palacio Municipal.

Continuidad

Si bien los dirigentes dejaron en claro que "la incertidumbre es una sensación vivida por los sectores populares en los últimos años, impidiendo pensar más allá del día a día y trabando la posibilidad de construir un proyecto de vida", esa angustia se profundizó en los últimos meses.

Es que no sólo caló más fuerte la crisis socioeconómica, sino que con el recambio de autoridades, llevan meses sin saber qué pasará con los programas que contienen a los jóvenes en toda la provincia.

"¿Qué hacemos con los pibes en enero y febrero?", se vienen preguntando hace semanas, ya que los convenios del Nueva Oportunidad tocarán fin en las próximas semanas, y el verano es una de las preocupaciones centrales de quienes sostienen las políticas de juventudes.

"El aumento de la conflictividad y de los consumos", son las principales problemáticas a las que apuntan.

"Los movimientos sociales, los pibes y pibas que participan activamente de nuestras construcciones, nos encontramos ante el reto de romper con esa incertidumbre, de encontrar la forma de ser protagonistas de las políticas públicas y de esa manera continuar y proyectar un trabajo político, social, cultural y productivo desde los sectores populares", remarcaron en un comunicado consensuado por todas las entidades.

"Hoy las organizaciones territoriales nos encontramos unidas por la preocupación que significa la posible pérdida o recorte de políticas públicas de juventudes, especialmente del Programa Nueva Oportunidad, el cual a nuestro entender, ha generado no solo contención, sino también la restauración de vínculos, la inserción de los pibes en sus propios territorios y la posibilidad de plantearnos metas y crear un proyecto de vida diferente al que el sistema ofrece", continuaron.

Además, recalcaron la posibilidad que muchos de los jóvenes encontraron de capacitarse y algunos incluso de desempeñarse en empleos tradicionales, o en el fortalecimiento de la economía popular, ya sea en emprendimientos, empresas sociales y cooperativas.

Discutir fondos

Así, no sólo dejarán planteada en la movilización la necesidad de continuidad de las políticas para toda la provincia, sino además de "discutir el presupuesto asignado a las políticas de juventudes", y agregaron: "Tenemos en claro que lo que se ha dispuesto no es suficiente, pero sabemos que es necesario cuidar lo que hemos logrado"

Haciendo cuentas, indicaron que el programa "representa una importante erogación" de 600 millones de pesos anuales, pero también dejaron en claro que esa suma apenas representa el 0,21 por ciento del total del presupuesto anual de Santa Fe.

"Este es un programa dirigido a una población que ha sido desatendida por décadas, cuando no estigmatizada y criminalizada. Por eso, entendemos necesario defenderlo, ya que muchos pibes y pibas han encontrado en estas propuestas espacios que antes les eran negados o que sólo ofrecíamos las organizaciones, sin ningún tipo de acompañamiento estatal".

Y además de valorar la presencia del Estado en los territorios, dejaron en claro que son las organizaciones pilares "esenciales en este trabajo de acompañamiento, contención y fortalecimiento a estos jóvenes", un camino que consideraron "trae en el tiempo una verdadera, pero también lenta transformación".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS