La ciudad

Jóvenes madres que encuentran en la feria un modo de sustento

Los fines de semana ponen a la venta la ropa que ya no usan sus hijos, algún calzado y bijouterie, y así suman unos pesos al hogar

Domingo 26 de Agosto de 2018

"Es la necesidad que hay, ¿vio?" La frase se escucha al pasar y la mujer que la dice mira la manta sobre la que apoya unas pocas cosas. Todas usadas. Algo de bijouterie, algo de ropa y algún calzado.

Por fuera del predio muchos tiran lo poco que tienen sobre las mantas en el piso y venden lo que tienen en su casa, lo que ya no se usa. La ropa de los chicos que crecen y hasta unos cables viejos.

Muchos cirujean el resto de los días de la semana —los mismos carros los usan para llevar las cosas a la feria—, y muchos se quedaron sin el trabajo o la changa que tenían hasta hace poco. Así están Victoria y Candela, de 21 y 19 años. Las dos tienen chicos, y apenas si sobreviven con la asignación universal.

"Hasta hace un tiempo cuidaba a un chiquito, de tres años, pero me quedé sin trabajo y estoy sola con mi nene", comenta Victoria, madre de un pequeño de tan sólo 2 años.

El papá le pasa parte del salario familiar que le pagan, porque "por suerte todavía tiene trabajo", dice la chica, sentada sobre la calle, al lado de una manta donde se despliega ropa de niños. "Las cosas que va dejando de usar las traigo y las vendo. Hago el día, para algo me alcanza", agrega.

Su cuñada tiene un bebé de 7 meses y vive la misma situación. Las dos están solas con sus bebés, y en el caso de Candela, su único ingreso es la Asignación Universal por Hijo.

"También vendo la ropita que va dejando, alguna cosa que me dan, y así vamos tirando", señala la joven.

"Todo está muy mal. No se consigue nada", contestan Victoria y Candela, consultadas sobre la falta de trabajo.

No son las únicas que llevan las cosas que los chicos ya no usan: en la variedad de los productos que se exhiben para vender, hay desde cochecitos hasta sillitas, e incluso están quienes llegaron a llevar buena parte de los muebles de su casa para intentar conseguir algunos pesos.

"La necesidad", repiten.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario