La ciudad

Jóvenes del barrio Toba hicieron los senderos en gran parte de zona oeste

Un grupo de jóvenes del Barrio Toba de Rouillón, que con el programa Nueva Oportunidad se capacita en albañilería y carpintería, comenzó a mejorar su propio espacio público construyendo senderos para la circulación de los vecinos. La idea la aportaron ellos en el marco del trabajo coordinado por provincia y municipio a través del Plan Abre.

Viernes 20 de Octubre de 2017

Un grupo de jóvenes del Barrio Toba de Rouillón, que con el programa Nueva Oportunidad se capacita en albañilería y carpintería, comenzó a mejorar su propio espacio público construyendo senderos para la circulación de los vecinos. La idea la aportaron ellos en el marco del trabajo coordinado por provincia y municipio a través del Plan Abre.

Se trata de 120 jóvenes que están plasmando los conocimientos adquiridos en una obra concreta (230 metros de senderos en Campbell y Yolo) que mejorará la circulación por el barrio.

La subsecretaria provincial del Plan Abre, Cecilia Mijich, resaltó la importancia de la presencia del Estado y destacó: "Para nosotros es una alegría estar en el barrio Toba, que es en uno de los 33 barrios priorizados del Plan Abre, un plan que propone el gobernador Miguel Lifschitz para transformar los barrios, y vinimos con obras de infraestructuras pero también con políticas sociales".

Por su parte, el coordinador provincial del Programa Nueva Oportunidad, Luciano Vigoni, destacó la decisión que conjuntamente tomaron los jóvenes del barrio Toba: "Las actividades comunitarias representan el corazón y la esencia del proyecto, por eso para estos jóvenes la discusión pasó en mejorar el espacio público, pero sobretodo la infraestructura urbana. Por eso decidieron mejorar estos 230 metros de sendero que se inundaba, donde se juntaban a charlar".

"Me encanta hacer el sendero porque así cuando llueve podemos salir del barrio y de paso queda para compartir entre todos", remarcó Brian, un pibe de 20 años y destacó: "Antes me quedaba en mi casa y ahora con lo que aprendí puedo hacer changas, y llevarle unos mangos a mi mamá".

Rosa, en tanto, de 39 años, tiene cuatro hijos grandes, es abuela de dos y madre de "todos", dice emocionada. "Yo soy acompañante de 17 chicos que hacen carpintería y para ellos hacer el sendero es importante porque sienten que están haciendo algo por el barrio, por el vecino, y a mí me emociona verlos trabajar, porque muchos estaban en una esquina drogándose y hoy te hacen un camino", cuenta con una sonrisa.

El Plan Abre propone una estrategia de intervención integral sustentada en la coordinación entre diversas áreas que conforman el Gabinete Social de la provincia y gobiernos locales, con el fin de recuperar vínculos sociales en barrios de Santa Fe, Rosario y Villa Gobernador Gálvez. La propuesta se puso en marcha en 2013.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario