La ciudad

Irrumpió en el salón, agredió y golpeó a las maestras de su hija

La mujer fue demorada en la comisaría 9ª. La habían llamado porque la menor se había resbalado de la escalera en la Escuela Nº 86 José Manuel Estrada de barrio Arroyito.  

Miércoles 19 de Noviembre de 2014

Gabriela Colagrossi tiene 28 años como docente. Durante todo ese tiempo, pasó por varias situaciones conflictivas. Sin embargo varias veces asegura que "nunca, pero nunca" le había tocado vivir algo similar a lo que pasó el mediodía del lunes en la Escuela Nº 86 José Manuel Estrada. Ese día, la mamá de una alumna que se había resbalado de la escalera ingresó a la escuela y golpeó a las dos maestras de su hija. "Estaba completamente desbordada y no pudimos frenarla", recordó la directora del colegio del barrio de Arroyito. El episodio terminó con la intevención del Comando y la madre demorada en la comisaría 9ª.

En la escuela Estrada ayer se suspendieron las clases. En la biblioteca, los maestros, supervisores y profesionales del equipo socioeducativo del Ministerio de Educación analizaron lo sucedido el día anterior y acordaron algunas actividades para desarrollar durante esta semana. Entre otras, convocaron a todas las instituciones del barrio a abrazar el edificio escolar de pasaje Estrada y Juan José Paso el viernes al mediodía.

El lema será "El valor de la palabra" y la movida servirá para volver a reflexionar sobre la importancia del diálogo y la tolerancia. "No podemos naturalizar estas situaciones, ni permitir que se instalen en la escuela", sostuvo Colagrossi.

Ultimo recreo. De acuerdo al relato de los docentes, asentado en un acta elevada a la regional local del ministerio, el incidente se desató cuando S, de 34 años, fue a la escuela a buscar a su hija. Las maestras la habían llamado porque cuando la nena bajó al último recreo, resbaló de los últimos escalones de la escalera que separa su salón del patio y le dolía mucho la mano.

La alumna del cuarto grado estaba en la secretaría, esperando la llegada de los médicos del servicio de emergencias, y su mamá llegó "muy alterada, como buscando un culpable" por lo que le había pasado a la chiquita. La directora intentó calmarla, sin embargo la mujer abandonó la oficina, cruzó el hall muy rápido, subió la escalera e ingresó al salón donde la maestra estaba dando clases.

"No pudimos pararla. Le gritó y la golpeó adelante de los chicos", se lamentaban sus compañeras. Y después hizo lo mismo con la otra maestra del grado.

La llegada de un móvil del Comando Radioeléctrico descomprimió la situación. El libro de guardia de la comisaría 9ª registró el ingreso de la mujer que permaneció demorada algunas horas hasta tanto se comprobó que no tenía antecedentes.

Según el relato de los uniformados, concurrieron a la escuela "por el llamado de unas docentes que habían sido amenazadas y agredidas por una mamá que estaba muy nerviosa". Y mientras la mujer fue conducida a la comisaría la menor quedó al resguardo de la directora del colegio.

Después fue atendida por los médicos del Hospital de Niños Zona Norte quienes comprobaron que tenía una fractura en la muñeca.

De barrio. La Estrada es una escuela que recibe a los niños del barrio de Arroyito y sus alrededores. Tiene unos 420 alumnos que cursan desde el nivel inicial hasta 7º grado de la primaria. Es una institución con muchos años en el barrio, donde no se habían registrado situaciones de agresión, destacaban desde la regional VI de Educación.

Los profesionales del equipo socioeducativo pasaron ayer gran parte de la mañana en la escuela y compartieron una asamblea con los docentes. Mañana se reunirán también con la mamá que agredió a las maestras.

"El trabajo de los directivos fue el habitual cuando algún alumno tiene un accidente o se siente mal. La nena se resbaló, manifestó un dolor en el brazo y rápidamente se llamó a el servicio de emergencias y a la mamá. La mujer llegó intentando buscar un culpable a lo que había pasado, localiza a la maestra del grado de la nena, la ataca físicamente, luego busca a la otra docente y la ataca de la misma manera", señaló la titular de la delegación local del ministerio, Marta Díaz.

La funcionaria destacó que la menor fue resguardada por el equipo directivo. "Los docentes actuaron correctamente", dijo y remarcó que si bien se han registrado situaciones de agresión a docentes en otras escuelas "han sido muy esporádicos".

Para Díaz, son episodios que se relacionan con "un clima social complejo" que deben enfrentar tanto las escuelas como otras instituciones. En la escuela habrá hoy un taller de reflexión con los alumnos y el viernes abrazarán al colegio.

Un desagravio para las docentes

"Las comunidades educativas tienen que ser espacios de colaboración, de integración. Debemos recuperar el significado de las comunidades educativas donde los docentes y los padres acompañemos y cuidemos a los alumnos, cada uno desde su función", sostuvo el delegado de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) Rosario, Gustavo Terés.

El gremialista advirtió que es necesario desarrollar acciones que permitan reflexionar sobre el episodio desarrollado el lunes pasado en la escuela del barrio de Arroyito. Y, también, sobre los niveles de intolerancia y agresión que hay en la sociedad.

Desde el sindicato están trabajando con las maestras para "discutir iniciativas que puedan desagraviar a las maestras que han sido agredidas de esta forma. Porque estas situaciones no pueden darse en la escuela y porque estos hechos de agresión y violencia no puden justificarse", sostuvo Terés.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario