La ciudad

Invasión de murciélagos en el Hospital de Niños

Una nutrida colonia de murciélagos obligó a cerrar preventivamente la sala de terapia intensiva del Hospital de Niños Zona Norte a menos de dos meses de su inauguración.

Viernes 06 de Marzo de 2015

Una nutrida colonia de murciélagos obligó a cerrar preventivamente la sala de terapia intensiva del Hospital de Niños Zona Norte a menos de dos meses de su inauguración. A raíz de esto, los pacientes son derivados al Hospital Provincial. Se prevé que este servicio del centro de salud volverá a prestarse con normalidad desde la semana próxima.
  Según explicó el director del efector, Hernán Odone, “la sala se construyó en un segundo piso y estuvo cerrada durante mucho tiempo”, lo que podría haber generado la instalación de nidos de murciélagos.
  “La erradicación es muy lenta, se tiran líquidos y se cierra la sala, pero si tienen posibilidad los murciélagos vuelven a los lugares donde estaban los nidos. Quedó una ventana abierta en una sala contigua que está en obras y por ahí entraron”, describió Odone en diálogo con La Ocho.
  La sala de terapia intensiva del Zona Norte se inauguró a mediados de diciembre de 2014, consta de diez camas que se suman a las otras dos salas de terapia para niños que hay en Rosario en efectores públicos: las del Hospital Provincial y las del Hospital de Niños Víctor J. Vilela.
  Los murciélagos cumplen una función fundamental ya que los especialistas aclaran que “son el principal controlador biológico de insectos, entre ellos mosquitos y polillas”.
  En Rosario, la colonia más grande de murciélagos está en el centro de la ciudad, ubicada en los antiguos techos de la actual Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Es más, el año pasado un grupo de especialistas volvió a investigar la colonia luego de 25 años. Se estima que los ejemplares que pueblan los techos de la Facultad son cerca de 30 mil.
  La última investigación exhaustiva sobre la colonia de murciélagos se había hecho a finales de 1989 y estimaba la población de la colonia en unos 64 mil ejemplares.
  El año pasado, los profesionales que encararon la investigación de la colonia, habían destacado que “de las 62 especies de murciélagos que hay en el país, apenas dos son hematófagos y se alimentan a sangre, mientras que a nivel mundial son tres y de las seis especies que hay en Rosario, todas son insectívoras”.
  Además, y a la hora de desterrar el mito de que no se los quiere porque tienen un aspecto desagradable parecidos a una rata con alas, habían puntualizado que “son mamíferos más parecidos a los humanos que a los roedores, porque tienen una cría por año en tres meses de gestación, tienen pelo, tienen mamas y dan de mamar durante tres meses”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS