La ciudad

Interpretaciones, excusas y realidades de la ausencia del presidente

El gobierno nacional dijo que no estaba garantizada la seguridad para Macri, pero el gobierno provincial lo negó.

Miércoles 20 de Junio de 2018

"No estaba garantizada la seguridad presidencial", reveló un funcionario de Presidencia de la Nación. "Eso no es verdad, la seguridad estaba garantizada. No querían pagar el costo de que el presidente sea el responsable de una ciudad vallada", respondieron desde la Gobernación santafesina.
Los informes de Casa Militar, AFI y Policía Federal le aconsejaron al gobierno propiamente dicho que "baje" la visita de Mauricio Macri a Rosario. La explicación oficial que se le dio a La Capital de fuentes oficiales es que, muchas otras veces, el jefe del Estado concurre a actos e inauguraciones, pese a que esa recomendación también existe: "Esta vez es diferente, sabemos que estamos en un medio de turbulencias económicas importantes, y tenemos información de que, pese a los vallados y al operativo podría haber problemas con la seguridad del presidente. Y la seguridad, no estaba garantizada".
Según el vocero macrista, el mayor dato respecto a la intención del presidente de estar en Rosario es que un día antes llegaron los funcionarios de protocolo con "toda la estructura de prensa y comunicación".
En la comunicación entre Miguel Lifschitz y un alto funcionario nacional, el gobernador dijo que lo mejor para la ciudad es "dejar que los vecinos rosarinos puedan disfrutar con tranquilidad de los festejos patrios". La creencia íntima del mandatario es que en el gobierno nacional se dieron cuenta de que serían los responsables de una ciudad blindada, repleta de agentes armados. Y que apenas el presidente se fuera del Monumento, comenzaba la verdadera fiesta popular.
Libre manifestación
"Todo eso el día que se recibe la plata del FMI. Se le dijo a los funcionarios nacionales que nosotros garantizamos la seguridad en lo que nos compete, pero no podemos evitar la libre manifestación de organizaciones sociales y políticas. Garantizamos la seguridad presidencial y la libertad de expresión. A nosotros también nos putean en algunos lugares, y no por eso dejamos de ir", fue la reflexión, mezclada con información, de un vocero santafesino.
Al margen de los adjetivos, Rosario se queda, después de larguísimos años, sin la visita de un presidente de la Nación a la vera del Paraná, un 20 de junio. La ausencia de Macri es un dato empírico y concreto de las dificultades que atraviesa el gobierno en el campo de la economía, lo que hace extremar las precauciones. Lo demás son interpretaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario