La ciudad

Internet desnuda sin tapujos los distintos caminos para adoptar

Los parejas impedidas biológicamente de concebir un hijo hallaron en internet un espacio donde volcar sus experiencias, necesidades y frustraciones en el difícil camino de la adopción. La web brinda apoyo y servicios, pero también pone en evidencia hasta el precio que se puede pagar por un niño o el modo de conseguir los servicios de estudios jurídicos...

Domingo 22 de Marzo de 2009

Los parejas impedidas biológicamente de concebir un hijo hallaron en internet un espacio donde volcar sus experiencias, necesidades y frustraciones en el difícil camino de la adopción. La web brinda apoyo y servicios, pero también pone en evidencia hasta el precio que se puede pagar por un niño o el modo de conseguir los servicios de estudios jurídicos que saben cómo llegar a madres dispuestas a entregar a su hijo en distintas provincias argentinas.

Los foros virtuales develan los honorarios de un abogado para iniciar la guarda mediante el registro (entre 1.500 y 5 mil pesos) o el camino opuesto que eligen otros, que desembolsan hasta 30 mil pesos por un bebé, a todas luces un acto ilegal. La discusión pasa por el camino que se transita para ser padre adoptivo, porque de acuerdo a la ley el trámite judicial para formalizar la adopción es inevitable (ver página 13).

Mientras algunos apelan a la adopción directa cansados de esperar en los registros oficiales (hasta diez años), otros se resignan esperando el milagro del hijo adoptivo por la vía administrativa

El caso de Savia Luz Choque Quino, una joven boliviana que llegó a Rosario contactada por una abogada para entregar en adopción a su hijo pero se arrepintió al momento de parir, expuso varios aspectos de la problemática: la pobreza estructural como desencadenante, la frustración de los matrimonios adoptantes y los límites éticos. De hecho, Choque Quino pidió la nulidad de toda la causa judicial mientras se investiga si existió estafa procesal. En el medio, estuvo diez meses sin ver a su hijo porque denunció que la obligaron a firmar el consentimiento para darlo en adopción.

Adopción virtual. Quienes se adentran en el mundo de la adopción virtual conocen los riesgos. Si bien hay buenas intenciones (asesoramiento legal y de salud, consejos, recomendaciones y advertencias), también se publicitan los nombres de abogados o de mujeres que lucran con su embarazo hasta obtener sumas de dinero y esfumarse luego del nacimiento, haciendo del niño un mercadeo. Muchos cuentan que pasaron por ello, y lo advierten en los foros.

Así puede leerse el relato de una mujer que cuenta que un estudio jurídico del Gran Buenos Aires le pidió 24 mil pesos por el trámite de adopción y otra que asegura que por la vía judicial, mediante el registro y con asesoramiento legal, "desde el principio" pudo lograr la adopción de su hija pagando honorarios de 1.200 pesos.

Hay quienes piden urgente los datos de los abogados que lograron el milagro, mientras un hombre critica la venta "solapada" de bebés. A la par, una madre frustrada escribe que la adopción le duele más o tanto como no poder concebir, y que las leyes y el sistema "se burlan" de su desdicha.

El límite ético. "Es cierto que adoptar tiene sus costos. No hablo de compra de bebes, ese es otro tema y me imagino que aquí nadie quiere tener a su hijito de esa manera ilegal", aclara otra participante del foro desde Buenos Aires.

La mujer revela que se anotó en el registro de Misiones, y que los abogados de esa provincia le pasaron honorarios por 15 mil pesos. En tanto, otra visitante de los portales aconseja: "Tengan mucho cuidado con las adopciones en el norte; todos saben que es un negocio sucio".

Cliqueando en un blogspot tampoco faltan hijos que buscan a sus padres biológicos, porque los adoptivos nunca les dijeron la verdad. O un edicto donde una jueza de Cipolleti (Río Negro) hacer saber que un niño de 11 años busca padres adoptivos o una familia sustituta "que le brinde amor y contención".

En muchos de los portales consultados circulan frases que encierran una postura social sobre la adopción: "La finalidad de la adopción es darle una familia al niño que carece de ella, y no dar un hijo a quien no lo tiene", o "Adoptar a un niño es un acto de amor y valentía".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario