La ciudad

Ingenieros en pie de guerra por la posible creación de una "superinstitución"

Ingenieros en pie de guerra por la posible creación de una "superinstitución" Fue propuesta por las cajas de Previsión, pero los colegios profesionales no la quieren.

Lunes 13 de Noviembre de 2017

Fue propuesta por las cajas de Previsión, pero los colegios profesionales no la quieren. Dicen que es para perseguir y recaudar a los profesionales Los ingenieros de la provincia de Santa Fe están en pie de guerra. Es que la Legislatura provincial debate sobre un proyecto de ley que enfrenta a distintos colegios profesionales vinculados a la ingeniería con las cajas de Previsión de la misma actividad. La norma es impulsada por estas últimas, pero los colegios le hacen serias objeciones y también cuestionan cierta "ligereza" de los legisladores provinciales para avanzar con la ley sin consultarlos y sin buscar consensos entre las partes. "Quieren hacer una norma para perseguir y recaudar", acusan y dicen que la idea es crear una "superinstitución" con ese propósito.

El conflicto tiene una historia de casi un año. Es que a fines de 2016 los directorios de las cajas de Previsión de Ingeniería de Rosario y de Santa Fe presentaron un proyecto de ley con apariencia de tema menor. "Cambio de denominación", dice el título del texto. Pero en los colegios profesionales aseguran que, en caso de sancionarse, la ley iría mucho más allá de una simple modificación del nombre.

"Nos enteramos casi de casualidad", se quejó públicamente el presidente del Colegio de Profesionales de la Ingeniería Civil de Rosario, Alejandro Laraia. Su reproche apuntaba a las cajas de Previsión pero también a los diputados que firmaron el proyecto ingresado a la Cámara baja. Entre ellos figura uno que a los colegios de ingenieros no les pasó desapercibido. Es Leandro Busatto, hijo del presidente de la Caja de Previsión de Ingeniería de Santa Fe y al parecer uno de los principales impulsores de la iniciativa.

Cuando los colegios conocieron el proyecto le hicieron serias objeciones y advirtieron mediante cartas documento a todos los legisladores de la provincia que el proyecto ocultaba "trampas". También pidieron que no lo aprobaran sin consultar a todas las partes interesadas.

Dicen en los colegios de Rosario y de Santa Fe que Diputados, que es donde ingresó el proyecto, ya se disponía a aprobarlo, pero que ante esta advertencia retrocedió y lo envió a la comisión de Asuntos Constitucionales para ganar tiempo. Mientras tanto, los colegios hicieron conocer a los legisladores una serie de objeciones al proyecto y hasta se reunieron con el presidente de la Cámara, Antonio Bonfatti. Quedaron en volver a verse, aunque eso no ocurrió.

Aun así, los ingenieros agrupados en los colegios consiguieron que finalmente la comisión de Asuntos Constitucionales escuchara sus cuestionamientos. Sin embargo, afirman haberse enterado hace días que la comisión sacará un dictamen que no contempla esas críticas, con lo cual el proyecto se trataría en el recinto tal como lo propusieron las cajas. "Sólo los escucharon a ellos", se quejan.

En la búsqueda de consensos

Frente a esa posibilidad, reaccionaron. "Es obligación indelegable de los legisladores tratar un proyecto de ley que tenga consenso de todas las partes involucradas, y este no lo tiene", afirman. Y acusaron: "Esta ley, cuyo texto actual tiene un fin solidario para con los profesionales de la ingeniería, se transformará en una herramienta recaudatoria y persecutoria".

Estas afirmaciones quedarán plasmada en un documento público que difundirán en los próximos días. Los aspectos que más cuestionan los colegios de ingenieros son los siguientes:

• Las cajas quieren convertirse en una superinstitución por encima de los seis colegios que aglutinan a los profesionales vinculados a la ingeniería para regular sus honorarios y aportes.

• Esa superinstitución se arrogaría incluso la facultad de perseguir por la vía apremio a los ingenieros.

• En el directorio no estará garantizadas que estén representadas todas las profesionales que componen la Caja. Estas objeciones fueron enviadas incluso a las cajas de Previsión. Sin embargo, afirman en los colegios, nada cambió y el proyecto sigue adelante tal cual lo plantearon las cajas de Previsión.

"Este es un proyecto inconsulto que avasalla los derechos de los profesionales y también los de sus clientes", afirman los ingenieros. Pero la batalla al parecer recién comienza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});