La ciudad

Indemnizan al dueño de un auto al que el servicio técnico tardó 133 días en repararlo

La decisión la tomó el juez Alejandro Lanata, quien ordenó el pago de 25 mil pesos a la concesionaria y al fabricante del vehículo. El vehículo tenía menos de un año de uso y, por lo tanto, todavía estaba en garantía. 

Viernes 09 de Agosto de 2019

Una concesionaria y la empresa fabricante de un automóvil, que estuvo demorado 133 días para la reparación de un desperfecto técnico, fueron condenados a pagar una indemnización por el tiempo en el que el propietario no pudo hacer uso del vehículo. La decisión la tomó el juez de circuito Alejandro Lanata, quien ordenó el pago de 25 mil pesos al damnificado.

El coche, un Ford Focus Kinetic, tenía menos de un año de uso cuando comenzó a tener problemas en la caja de cambios. Como aún estaba en garantía, el dueño lo llevó al service oficial para que arreglen el problema, pero, como el repuesto era importado, el arreglo se demoró más de la cuenta y se suscitó un conflicto judicial.

"Durante 133 días no pudo usar su auto y, para movilizarse, tuvo que apelar a otros medios de transporte y gastar dinero de su bolsillo, esta situación le generó múltiples problemas, además del perjuicio económico", contó a La Capital el abogado Leonardo Brunno, quien llevó adelante la demanda junto con su socio, José Gabelín.

El incidente se registró a fines de 2016 y el reclamo judicial se concretó después de no prosperar la presentación en la oficina del Defensa del Consumidor. "El juzgado estimó que la responsabilidad es tanto de la concesionaria como del fabricante, más en un caso como este en el que el vehículo en el momento del desperfecto tenía menos de un año de uso", señaló Brunno.

"En su momento la concesionaria ofreció un auto en alquiler, pero para entregarlo pedía una caución de 100 mil pesos, con tarjeta de crédito, para cubrir la posibilidad de eventuales daños", contó el letrado, y añadió: "Nos opusimos de plano, de hecho ya estaba el vehículo como garantía, y decidimos iniciar acciones legales".

Bruno advirtió que "el auto finalmente se reparó, 133 días después de que fuer llevado al service oficial". No obstante, el juez resolvió que como la concesionaria y el fabricante no habían cumplido con su obligación le correspondía al propietario del vehículo una indemnización de 200 pesos por día de retraso, lo que suma unos 25 mil pesos más intereses.

"Lo novedoso del fallo por la privación de uso es que no se dio en un caso de accidente de tránsito, algo que es frecuente, por relaciones de consumo", destacó Brunno, y señaló: "La Ley de Defensa del Consumidor considera, en estos casos, que la responsabilidad es del servicio técnico tanto como del fabricante, y eso es lo que consideró el juez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario