La ciudad

Imputan a un entrenador que acosaba por internet a tres adolescentes

Tiempos violentos. Los adolescentes de 13 años denunciaron que intentó extorsionarlos con imágenes que ellos enviaron a un falso perfil de mujer en Facebook.

Viernes 19 de Junio de 2015

Un joven entrenador rosarino fue denunciado por ciberacoso (grooming) a través de la red social Facebook. El hombre, de poco más de 20 años, fue imputado por este delito, que tiene una pena de entre seis meses y cuatro años de prisión, y su domicilio allanado. Allí se secuestraron dispositivos tecnológicos en búsqueda de las pruebas materiales.

La fiscal Marianela Martín, de la Unidad de Delitos Sexuales, explicó ayer que le comunicó la imputación frente a su abogado y espera los resultados de las pericias informáticas. También aguarda la respuesta desde la sede central de Facebook, en Estados Unidos, para determinar si este joven fue el que construyó un falso perfil de una mujer para establecer lazos emocionales con los menores.

Este hombre entrenaba en dos clubes a los tres adolescentes de 13 años, autores de la denuncia. La primera fue en diciembre pasado y las otras dos a la vuelta de la feria judicial. Habría al menos otro muchacho que analiza también dar ese paso.

Los jóvenes descubrieron que detrás del perfil de esa "seductora mujer" había un acosador. Fue cuando, al intentar desistir de enviar imágenes y videos de ellos con contenido sexual, los habría intentado extorsionar con divulgar del material que ya le habían entregado.

De todos modos, la fiscal busca determinar, además de un posible uso personal de esas fotos y videos, si divulgó o comercializó ese contenido como pornografía de menores.

El revuelo creció en las comunidades deportivas y entre los familiares de los adolescentes al punto de que las comisiones directivas de ambos clubes donde se desempeñaba el imputado prescindieron de sus servicios.

Los adolescentes prestaron testimonio ante psicólogos provistos por la fiscalía. Según especialistas, el "grooming" es un proceso que puede durar semanas o incluso meses, variando el tiempo según la víctima, y que suele pasar por las siguientes fases, de manera más o menos rápida según diversas circunstancias:

El adulto procede a elaborar lazos emocionales con el menor. En algunos casos, a través de internet pueden simular ser otras personas, como en este caso. A partir de allí, el adulto va obteniendo datos personales y de contacto del menor. Y utilizando tácticas como la seducción, la provocación y el envío de imágenes de contenido pornográfico, consigue que el menor se desnude o haga actos de naturaleza sexual.

Chantaje. Entonces se inicia el acoso, chantajeando a la víctima para obtener cada vez más material pornográfico o tener un encuentro físico con el menor para abusar sexualmente de él. Algo que no sucedió en este caso, según se desprende hasta aquí de las investigaciones realizadas.

El delito de grooming fue tipificado en el Código Penal en Argentina a fines de 2013 con el artículo 131, que establece que "será penado con prisión de 6 meses a 4 años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma".

En Salta, el Poder Judicial provincial fue el primero en condenar por grooming a un hombre de 37 años.

La preocupación de todos

El 82% de los padres argentinos reconoce estar preocupado ante la posibilidad de que sus hijos sean abordados por un adulto en internet. El dato surge de una exhaustiva investigación regional que alcanzó también a Brasil y México, realizada por la ONG Chicos.net, con el apoyo de Disney y Fibertel. En tanto, “la principal preocupación de los niños es la posibilidad de sufrir acoso de sus pares”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS