La ciudad

Imputan por alterar pruebas a la madre de un joven que causó un fatal accidente

El fiscal Aníbal Vescovo imputó ayer a la madre de Federico Gómez, el joven de 19 años que al mando de un Fiat Uno provocó la muerte de Emiliano Cáceres y Facundo Aguirre.

Sábado 22 de Agosto de 2015

El fiscal Aníbal Vescovo imputó ayer a la madre de Federico Gómez, el joven de 19 años que al mando de un Fiat Uno provocó la muerte de Emiliano Cáceres y Facundo Aguirre, quienes iban en el asiento trasero y murieron en el acto cuando el coche se estrelló contra un camión estacionado en febrero del año pasado. A Eliana Sonia Gómez, quien es policía, se la acusa de abuso de autoridad, omisión de actos de oficio y violación de medios de prueba. A la sargento que integraba la brigada de Homicidios se la incrimina por haber retirado de la escena del accidente las pertenencias de los adolescentes fallecidos. En tanto, al ex titular de la seccional 14ª, Fabián Darío Fantín, se le endilga haber omitido actas de oficio y violación de medios de prueba.

Las dos audiencias imputativas se celebraron ayer en forma consecutiva durante toda la mañana. Este expediente corre en paralelo al fallo del juez José Luis Suárez, quien en abril pasado condenó a Federico a 3 años de prisión de ejecución condicional y 10 de inhabilitación especial para conducir.

La madrugada del sábado 22 de febrero del año pasado Emi y Facu, junto a otros tres jóvenes, volvían de una fiesta que habían organizado en el casino de suboficiales de la Fuerza Aérea en Funes. Iban sentados en el flamante Fiat Uno (patente NAR 980) conducido por Federico, que tras bajar de la autopista circulaba por avenida Pellegrini a una velocidad estimada por las pericias oficiales entre 93 y 100 kilómetros por hora.

El coche terminó incrustado contra un camión que estaba estacionado en la intersección de Perú y Pellegrini.

Las víctimas, que viajaban en el asiento trasero, perdieron la vida en el acto. Los otros tres jóvenes resultaron ilesos. Por este accidente, en abril de este año, en el juicio oral y público se determinó que el conductor no quedara detenido, lo que desató la ira de familiares y amigos de los fallecidos.

Este 29 y 30 de septiembre están previstas las audiencias solicitadas por la querella y la defensa, quienes apellaron el fallo del juez Suárez.

Bajo la lupa. En medio del desconsuelo y los gritos, una de las madres de las víctimas fatales había dicho en el juicio: "Ella (por la madre del conductor, Federico Gómez) hizo desaparecer las muestras de sangre para que el hijo no apareciera como alcoholizado. Ahora vamos por ellos".

Fue así que, con una serie de elementos y testimonios recolectados, se comenzó la investigación de esta causa conexa al accidente. El objetivo es analizar la participación de la madre de Federico en la escena del hecho y otras anomalías.

Entre ellas, los resultados de un test de alcoholemia que no se pudieron incorporar como prueba a la causa por irregularidades en la extracción de sangre que se le realizó al conductor en la seccional donde estaba detenido tras el accidente, la conducta de la empleada policial y madre de Gómez, la del enfermero que realizó la extracción y la del jefe de la seccional 14ª, Fantín, (encargado de las actuaciones del accidente).

Tras las denuncias de los familiares al gobierno santafesino, la Secretaría de Control de las Fuerzas de Seguridad puso en marcha un expediente interno, ofrecido como prueba en la causa del homicidio y que a su vez sirvió de base para la causa donde se investigan las irregularidades policiales denunciadas.

Manipulando pruebas. Entre las pruebas aportadas figura el testimonio de una compañera de Emi y Facu, quien fue a retirar las pertenencias de las víctimas fatales al domicilio de Eliana Sonia Gómez, y el relato de otro compañero de los chicos. Este último mencionó haber visto a la madre del conductor que causó la tragedia retirando objetos (posibles pruebas quizás, entre otras cosas) del interior del Fiat Uno.

También se aportó el listado de llamadas salientes y entrantes del teléfono personal de la madre de Federico Gómez y se extrajeron copias del libro de guardia, libro de sumarios y de un acta (ello a los fines de demostrar el error en la entrega de las pertenencias de las víctimas a la madre del imputado), todas realizadas en la seccional 14.

También se le tomó declaración a Mario Minicini (encargado en el laboratorio bioquímico del Instituto Médico Legal de analizar la muestra de sangre extraída a Gómez para el análisis de alcoholemia) y a Alberto Gerardo Moreira (enfermero de la policía encargado de la extracción de sangre, la cual resultó ser insuficiente para ser analizada en cuanto al alcohol existente en ella, lo que frustró la prueba clave que podría haber determinado si estaba ebrio).

Ayer, tras las dos audiencias imputativas, el fiscal Vescovo acusó a la mujer policía de abuso de autoridad (prevé penas de un mes a dos años e inhabilitación por el doble de tiempo), omisión de actas de oficio y violación de medios de prueba.

A Fantín, el fiscal le endilgó omisión de actas de oficio y violación de medios de prueba.

"Esperamos que los separen de la fuerza"

Fabiana Ferreira, la mamá de Emiliano, una de las víctimas fatales del accidente que provocó Federico Gómez, consideró ayer que en la causa "hay elementos que se acercan a la figura de encubrimiento"."Esperamos desde el corazón que (los imputados) sean separados de la fuerza", aseguró mientras recolectaba firmas en la peatonal Córdoba en apoyo al proyecto que se presentó en el Concejo Municipal para plasmar en la ciudad la tolerancia cero de alcohol al volante. Según recordó, la policía Eliana Gómez (madre de Federico) retiró todas las pertenencias, tanto de su hijo como de Facuundo, que se hallaban dentro del automóvil luego del accidente. "Se las lleva a su domicilio, las deja en el baúl de su auto y extraoficialmente entrega las cosas de Facundo en la seccional 14ª después de una semana, pero no así las de Emiliano, que se las devuelve a una compañera de mi hijo", aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario