La ciudad

Imputan de abuso sexual simple y exhibiciones obscenas a un docente

Es el profesor de música de la orquesta de barrio Ludueña que había sido denunciado por aprovecharse de dos nenas de 13 años. Negó los cargos.

Miércoles 24 de Octubre de 2018

Pablo M., el profesor de música de 35 años denunciado por abusar de dos adolescentes que eran sus alumnas en la Escuela Orquesta Barrio Ludueña, fue imputado ayer por los delitos de exhibiciones obscenas y de abuso sexual simple. De acuerdo con el planteo de la fiscal, el docente aprovechaba las clases individuales en las que enseñaba a las víctimas a tocar el contrabajo para apoyarles el pene contra el cuerpo o mostrarles sus genitales. El profesor negó las acusaciones y redujo todas las agresiones sexuales que le achacaron al procedimiento de aprendizaje del contrabajo. Quedó en libertad y le prohibieron acercarse a las niñas.


Los padres de las alumnas remarcaron que lo que pretenden es que el docente —que de ser hallado culpable de los delitos que le achacan sólo cumpliría una condena condicional, es decir, en libertad— nunca vuelva a dar clases a niños, niñas o adolescentes. Y, pese a la situación, ponderaron el espacio de la Orquesta como formador de músicos. "Nuestras hijas siguen asistiendo y queremos que lo sigan haciendo, porque el proyecto es bueno", dijeron a LaCapital.

En la audiencia de ayer, la jueza Malania Carrara admitió la imputación planteada por la fiscal Noelia Riccardi, que le achacó al profesor los delitos de abuso sexual simple —un hecho— y exhibiciones obscenas —dos hechos, uno de ellos agravado porque la víctima tiene menos de 16 años—.

En su exposición, Riccardi detalló que la primera denuncia fue realizada en la Comisaría de la Mujer el 22 de junio pasado. Un día antes, una nena de 13 años que era alumna de Pablo M. llegó muy angustiada a la casa y en medio de un llanto incontenible le contó a su mamá que el docente se había parado detrás de ella y se había bajado los pantalones "hasta la mitad de la cola", dejando su pene a la vista.

La nena dijo que estaban los dos solos en una oficina del primer piso del Centro Municipal de Distrito Noroeste, que luego él se le puso a un costado y pretendía que ella lo mirara. La situación sólo se detuvo cuando alguien golpeó la puerta.

Confiable

Los papás de la víctima se reunieron con las autoridades de la orquesta y del distrito, que fueron los primeros en denunciar el hecho que luego ellos ratificaron con su declaración.

Desde la Fiscalía sostuvieron que el relato de la víctima "es confiable", y que está en condiciones de ratificar sus dichos en Cámara Gesell.

El papá y la mamá de la nena pusieron al tanto a los padres de una adolescente de 16 años que también era alumna del imputado. Cuando ellos consultaron a su hija, la chica rompió en llanto y reveló que desde sus 13 años Pablo M. hacía lo mismo con ella. Pero agregó algo: en más de una oportunidad le pegó el pene a la parte baja de la espalda mientras ella tocaba el contrabajo. También dijo que le mostró con el celular la foto de un pene.

La nueva denuncia fue radicada el 8 de agosto en la Comisaría de la Mujer. Los denunciantes —que fueron acompañados en el proceso por la concejala Norma López— agregaron que en el momento en que su hija dijo que se iniciaron los abusos, cambió de actitud: comenzó a estar más retraída, a dañarse a sí misma y más de una vez dijo que ya no quería seguir estudiando música. Ellos atribuyeron esos cambios a su adolescencia, hasta que ella contó qué le había pasado.

Querella

La mamá de una de las víctimas se constituyó como querellante en la causa. En la audiencia de ayer contó que hay otra víctima del profesor que está muy angustiada y que no se anima a realizar la denuncia.

"Cuando se dieron esas situaciones, el papá estaba en la puerta del aula esperándola. Nosotros no estamos en contra de la Orquesta sino de este sujeto, que se encontraba en una situación de poder frente a sus alumnos", dijo la mujer. Ese poder lo ejercía porque era él quien puntuaba a los estudiantes, quien decidía si el alumno podía llevarse o no el instrumento en comodato a su casa y quién podía ingresar al ensamble.

"Queremos que se haga Justicia en lo penal y en lo administrativo municipal y provincial, porque esta persona no está en condiciones de dar clases a niños", agregó la querellante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});