La ciudad

Importante descenso de consultas por enfermedades invernales en niños

Por falta de actividades presenciales, se está registrando casi un 70% menos respecto a períodos anteriores a la pandemia por el coronavirus

Lunes 14 de Junio de 2021

Tanto en el hospital de Niños Víctor J. Vilela como en el Zona Norte se registraron muchas menos consultas en lo que va de la temporada invernal respecto a los años anteriores a la pandemia de coronavirus. Sin embargo, son más que en 2020. Lo mismo se observó en el sector privado.

Mientras que el Vilela está recibiendo un 70 por ciento menos de consultas que en años normales, en el hospital de Zona Norte también registraron una importante baja. Pero, esto no quiere decir que no haya niños con enfermedades respiratorias propias del invierno.

En el Vilela, por ejemplo, se están atendiendo entre 100 y 110 por día (cuando en épocas normales llegaban a las 400), según confirmó la directora de ese efector, Viviana Esquivel. En tanto, en el Zona Norte notaron una diferencia respecto al año pasado, cuando no recibieron casi a ningún niño con afecciones respiratorias propias del invierno, y en cambio ahora ya empezaron a aparecer.

Sin embargo, este cuadro nada tiene que ver con los de años anteriores donde en estas fechas las guardias estaban abarrotadas, los hospitales recibían 400 niños por día y había falta de camas para atender a los pacientes pediátricos por bronquiolitis, una de las afecciones virales más frecuentes en menores de dos años.

El año pasado no tuvimos nada, pero ahora empezaron a aparecer casos de chiquitos menores de seis meses con bronquiolitis moderada, pero no en la cantidad que hubiéramos tenido en un año sin pandemia”, destacó la directora del hospital Zona Norte, Mónica Jurado, quien señaló que son más en comparación con las del año pasado. Lo mismo aseguró Esquivel en cuanto a la situación del Vilela.

Leer más: En la antesala del frío, advierten que faltan enfermeros en el Hospital Víctor J. Vilela

Los médicos consideran que la supresión de actividades presenciales incide directamente en la propagación de las virosis, como sucede con el coronavirus, por eso si bien este año empezaron a tener más pacientes, en cuanto se cortaron las actividades sociales, el número de casos bajó.

En este sentido, en el hospital de Niños Zona Norte, destacaron que tienen más consultas de niños pequeños “se contagian en las guarderías porque los padres tienen que trabajar”, por eso se están recibiendo a los más chiquititos con virosis respiratorias.

Enfermedades del invierno

En cuanto a las afecciones invernales, la médica explicó que los chicos se enferman de rinovirus, que es un resfriado común y de rinoenterovirus que es un resfrío con la garganta roja y un cuadro de diarrea.

Desde marzo y hasta fines de agosto, o principios de septiembre, los servicios de pediatría atraviesan un período de “alta demanda”, porque todos los niños atraviesan al menos uno o dos episodios con infecciones respiratorias agudas tanto virales como bacterianas.

En esta semana, en general se daba “el pico” de demanda en los efectores de salud, con pasillos colmados de niños y adultos. Pero ahora que los chicos no están yendo a la escuela y no están saliendo, “no están tomando frío y ahí se corta la transmisión”, explicó la directora del hospital de niños Zona Norte.

Igualmente, las médicas recomendaron seguir con los cuidados aconsejados para evitar el contagio de coronavirus porque también ayudan a prevenir las otras enfermedades respiratorias.

En este sentido, subrayaron la importancia del lavado de manos frecuente, la lactancia materna y mantener los ambientes ventilados. También aconsejaron evitar el uso de braseros para calentar la casa.

Por el momento la situación es manejable, pero se espera que las próximas semanas bajen las temperaturas, lo que podría acarrear contagios del virus de la gripe.

En el sector privado

El jefe de la guardia del Sanatorio de Niños, Aníbal Krivoy, describió el mismo escenario: muchísimas menos consultas que en años sin Covid, pero un poco más que el año pasado.

“Antes de que se vuelvan a cerrar las clases presenciales empezamos a recibir muchas consultas, casi 200 algunos días, pero nunca como en 2019, que llegaban a ser 400 diarias. Pero, en cuanto se volvió al confinamiento, los números descendieron drásticamente y tal vez hoy llegan a 40”, indicó.

En este sentido manifestó que “se nota claramente que se cortan los contagios cuando se suspenden las actividades presenciales”, aunque manifestó que “habría que evaluar si en el conjunto es lo mejor para los niños por las otras consecuencias que trae aparejado el aislamiento”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario