La ciudad

Iapos explica por qué no cubre el servicio de maestras integradoras

Los reclamos de afiliados al Iapos que tienen serios inconvenientes para conseguir el servicio de maestra integradora se multiplican y dan cuenta de una situación complicada.

Martes 25 de Noviembre de 2014

Los reclamos de afiliados al Iapos que tienen serios inconvenientes para conseguir el servicio de maestra integradora se multiplican. Dan cuenta de una situación complicada y angustiante que deben atravesar los padres que muchas veces deben recurrir a la acción de amparos para que les otorguen la cobertura que necesitan esos niños. Desde la obra social, Beatriz Alegrechi, subdirectora provincial, trató de explicar la postura de la entidad, que llamativamente se diferencia de todas las otras prestadoras. “Esto no es caprichoso. Nosotros como institución prestadora de salud financiamos prestaciones de salud. Y el decreto 2.703 del año 2010, que la provincia promulgó, habla especialmente de la maestra integradora. Y es de una incumbencia absoluta del Ministerio de Educación”, señaló la directiva, más allá de que los Servicios de Apoyo a la Integración Escolar están autorizados y categorizados por el Ministerio de Salud.

En su argumentación, la directiva agregó: “Es más, el decreto toma a la ley nacional para asegurar educación de calidad. Hay un régimen de educación especial que está destinado a asegurar el derecho a la educación a las personas que tengan una discapacidad, ya sea permanente o temporaria. Ahí la provincia crea pautas de organización y articulación de un proyecto interinstitucional de intervención. Y lo hace tomando como órgano de decisión a la escuela especial, que se debe poner de acuerdo con la escuela común donde concurre el chico. Nosotros no tenemos participación”.

—¿Por qué Iapos es la única obra social que entiende que esta prestación es de incumbencia exclusiva de Educación? ¿Por qué todos los demás tienen otra mirada?

—Para nosotros esto está perfectamente regulado a través del decreto que refiero. La modalidad de integración la definen la escuela especial y la escuela a la que va a concurrir el chico. Es más, con participación absoluta de la familia. Nosotros cubrimos a la persona que tiene discapacidad, no la dejamos sin atención, al contrario. Le brindamos todo lo que corresponde a prestaciones de salud.

—Desde el entorno de estos chicos aseguran que las maestras especiales en escuelas núcleo son muy pocas y no alcanzan a cubrir el radio de cobertura de cada escuela. Y mucho menos a atender las necesidades particulares de cada niño y hacer un seguimiento adecuado de estos chicos.

—Habría que averiguar en el Ministerio de Educación... A lo mejor, la madre pretende que la maestra integradora esté la jornada completa, y a lo mejor la escuela especial o la escuela común a la que va, determina que con tres horas alcanza. Como madre, siempre voy a demandar todo, le corresponda o no. Tocando la puerta adecuada o no. Está bien desde la posición de madre, pero hay que hacer un análisis objetivo de la situación.

—¿Por qué creen que todas las acciones de amparo terminan favoreciendo a los chicos?

—Porque nadie entiende el tema y al único que le pueden sacar plata es al Iapos. Esto viene charlándose hace bastante y lamentablemente no se entiende. El decreto 2.703 de 2010 plantea perfectamente cómo se organiza y qué pautas se deben dar para la integración escolar.

—El abogado Ricardo Frachetti plantea que en la ciudad de Santa Fe Iapos brinda estas coberturas y no existe la necesidad de amparos.

—No me consta. La política de la institución es una sola. Y las veces que lo hemos dado, es por amparos.

—¿Es un tema que al menos se replanteen internamente en Iapos?

—Nos piden prácticas de educación a nosotros que financiamos prácticas de salud. Lo charlamos desde hace mucho y lamentamos que no se entienda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario