Pandemia

"Hay que evitar aperturas apresuradas, indiscriminadas y sin planificación ni control"

Médicos advierten que extender la vacunación y recuperar la capacidad de bloquear contagios son las claves para reducir el riesgo epidemiológico

Viernes 18 de Junio de 2021

En este momento, en el que se advierte una mejoría en la situación epidemiológica en relación a la pandemia por el coronavirus, es necesario “evitar aperturas apresuradas, indiscriminadas y sin planificación, que vuelvan a hacer crecer la curva de contagios". Así lo advierte un documento presentado por médicos integrantes de la Asamblea por la Salud Colectiva, que analiza la situación sanitaria en la provincia y considera que se necesitarán más medidas de aislamiento para que la provincia pueda ser considerada como de bajo riesgo epidemiológico.

El trabajo analiza los resultados de las restricciones implementadas entre el 31 de mayo y el 11 de junio para reducir la cantidad de contagios de Covid y lleva la firma de Daniel Blajos, médico generalista y referente de atención primaria de la salud, y Jorge Kohen, docente de la especialización en Medicina del Trabajo de la Facultad de Ciencias Médicas.

Los especialistas intentan responder a la pregunta sobre cuándo se podrá retomar la rutina anterior a la pandemia, y hacen hincapié en la importancia de combinar un programa de vacunación masiva con períodos de restricciones acotados que permitan mantener a raya la curva de contagios.

“Nos preguntamos, y nos preguntan, con frecuencia cuándo dejaremos de vivir en modo pandémico. La primera respuesta es: cuando logremos terminar con la circulación comunitaria del Covid y tengamos un nivel de vacunación que se aproxime al 65 por ciento de la población. Pero a esa afirmación, debemos agregarle que es necesario acompañarla de por lo menos dos periodos más de aislamientos selectivos, programados e intermitentes y de la organización del cuidado colectivo”, señala Kohen.

El cálculo se basa en una proyección sobre el ritmo de propagación del virus actual. “Si se confían y se abren más actividades por más población vacunada que tengamos, volveremos a tener un rebrote de casos”, advierte el médico, y destaca que con números acotados de contagios diarios se podrá recuperar la trazabilidad y el bloqueo de los casos positivos de Covid, sea cual sea la variante del virus que haya infectado las personas.

El diagnóstico

De acuerdo al informe elaborado por los profesionales de la Asamblea, en la última semana comienza a dar sus frutos la combinación de aceleración de la vacunación, llevándola a los centro de salud barriales, junto con las restricciones.

La mejora en los indicadores sanitarios que se observa en la provincia y la ciudad, “no ha permitido aun que Santa Fe salga de la zona Roja-Violeta en relación a los indicadores de riesgo implementados por el gobierno nacional. Estamos con un promedio de incidencia acumulada de 900 casos con una razón de casos disminuyendo; pero con un sistema sanitario colapsado con el 100 por ciento de las camas críticas de UTI en Rosario y con más de 7.300 casos activos aún en la ciudad”, marca el escrito.

Para lograr llevar los indicadores sanitarios que el gobierno definió para clasificar a cada rincón del país como de bajo riesgo o en “ verde”, agrega, que es necesario aplastar la curva de contagios y fallecidos por Covid. “Esto requiere un esfuerzo más del conjunto de la población y para ello una intensa campaña de concientización de la población y lo que viene reclamando la Asamblea de Trabajadores de la Salud Colectiva: organizar el cuidado colectivo desde los lugares de vivienda y trabajo de la población, dándole participación a las organizaciones de la comunidad en el territorio y los lugares de trabajo”.

En este sentido, rescata la importancia de implementar la vacunación en los centros de salud, lo que facilitó la accesibilidad de la población más vulnerable y permitió ir a buscar y convencer a los temerosos para que se vacunen. “Pero también tuvo un efecto saludable sobre los trabajadores de la salud de los centros de salud, que se sintieron valorados y reconocidos por la población”.

Lo que viene

Según destacan los médicos, aplastada la curva de contagios se recuperará la trazabilidad y la posibilidad de bloqueo de los nuevos casos e inclusive de las nuevas cepas del virus que se presenten en el país.

Por eso, destaca, hay que evitar aperturas apresuradas, indiscriminadas y sin planificación ni control. En este punto consideran “fundamental” mantener la virtualidad en la educación hasta después de las vacaciones de invierno en todas las zonas epidemiológicas, dado que existe una gran interconectividad entre localidades, comunas y ciudades de la provincia y la región.

En un contexto de mejora de los indicadores epidemiológicos, finaliza el documento, “adquieren mayor importancia los puntos que planteó la Asamblea de Trabajadores de la Salud Colectiva: medidas poblacionales urgentes para disminuir la circulación comunitaria del virus, cierres intermitentes y programados cada 15 días para frenar los contagios, acelerar y descentralizar la campaña de vacunación en todo en territorio provincial, y particularmente en la ciudad de Rosario, garantizar condiciones dignas y seguras de trabajo al personal de salud, organizar el cuidado colectivo con la participación de todos los actores y medidas de asistencia económica para ofrecer a la población mientras dure el aislamiento”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario