Pandemia

Hay más partos prematuros debido a los controles tardíos de las embarazadas en la pandemia

En el Eva Perón, aumentaron un 20% desde que apareció el coronavirus. "Las mujeres no deben dejar de asistir a los chequeos", advierten los médicos

Sábado 19 de Junio de 2021

Los partos prematuros están aumentando como consecuencia de la disminución de los controles durante el embarazo, en el contexto de la pandemia por Covid. En el hospital Eva Perón, de Granadero Baigorria, donde funciona una neonatología de alta complejidad que asiste a bebés de todo el sur de la provincia están advirtiendo una suba de alrededor del 20% de nacimientos anticipados. "Llegan mujeres en trabajo de parto que tuvieron un solo control luego de la semana 20, o ninguno", mencionó el médico Alberto Bianchi, jefe del servicio.

En la neo del Eva Perón tratan a unos 100 niños por año que nacen antes de las 32 semanas de gestación y/o con menos de 1.500 gramos. Ahora los médicos están siendo testigos de este aumento que no es crítico pero llama la atención a los equipos de salud.

Bianchi destacó que lo esperable es que una embarazada tenga unos cinco controles a lo largo del embarazo y que los mismos son sumamente importantes "porque permiten detectar problemas en la madre que pueden ser revertidos a tiempo y evitar un parto prematuro o patologías en el bebé que se identifican dentro de la panza y que ayudan a planificar cómo sigue ese embarazo o dónde se realizará el parto para darle la mejor atención a la madre y al niño".

Por temor a los contagios de Covid, por dificultades para llegar al hospital o centro de atención de referencia, porque han tenido familiares enfermos a los que asistir, algunas mujeres están postergando los chequeos. "En los centros de salud y en el hospital los protocolos funcionan", dijo el médico, por lo tanto: "No deben sentir temor de acercarse el centro de salud porque notamos que hay embarazos mal controlados o directamente sin controles", señaló Bianchi.

Cambios y adaptaciones

En todo el sistema de salud el trabajo tuvo que adaptarse para evitar contagios y por supuesto lo mismo ocurrió en las salas de neonatología. "En nuestra neo tenemos muchos chiquitos de bajo peso que requieren largo tiempo de internación (un promedio de dos meses), por eso estuvimos con la capacidad colmada casi siempre. Mientras tanto, la pandemia nos impuso un montón de cambios y tener que ajustar los protocolos para que las madres puedan permanecer junto a sus hijos y que los padres también puedan tener contacto", puntualizó el profesional.

"En momentos de alta circulación de Covid, como ahora, no permitimos que vengan hermanos o abuelos pero hemos logrado sostener el vínculo madre-hijo y con los papás. Fue un gran desafío", remarcó Bianchi.

El contacto piel a piel con el bebé y la lactancia se sostienen incluso en mamás que tienen diagnóstico de Covid, y de acuerdo a las recomendaciones internacionales. En estos casos madre e hijo se aíslan en salas especiales. "No los separamos", dijo el especialista.

Protección

En el Eva Perón, al asistir a población de todo el sur provincial no es raro que las madres de los pacientes en neonatología provengan de localidades cercanas por lo tanto existe una residencia para que puedan alojarse y de esa manera estar cerca de sus bebés. "Implementamos todo lo necesario para que ese espacio siga funcionando y lo hemos hecho con buenos resultados", expresó el neonatólogo quien enfatizó: "Priorizamos la humanización en todas las áreas de cuidado del bebé y la madre".

Lo que sucede en las neonatologías (que en definitiva son unidades de terapia intensiva para recién nacidos) no se parece a lo que sucede en las sala de cuidados críticos de adultos. "Acá podemos lograr que madre e hijo estén en contacto usando todos los protocolos y todos los elementos de protección", dijo Bianchi.

En la neo del Eva Perón el equipo de salud está integrado por un centenar de personas. Es una neo nivel 3 B, las de mayor complejidad.

El médico comentó: "Viene siendo un año complejo pero seguimos atendiendo como siempre y haciendo también los seguimientos de los bebés que ya tienen el alta; los chicos prematuros, en general, requieren luego controles más exhaustivos y muchas veces interdisciplinarios".

El médico insistió en que la embarazada no deje de lado la consulta de acuerdo a las indicaciones de su obstetra: "El mayor porcentaje de mortalidad infantil se da por prematurez, por eso es muy relevante evitar los partos anticipados".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario