La ciudad

"Haremos que donde hoy hay un búnker de drogas, mañana haya una biblioteca"

Lo aseguró el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien supervisó en Rosario el despliegue de las fuerzas federales.

Jueves 22 de Octubre de 2015

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, aseguró ayer que en el caso de que Daniel Scioli llegue a la Presidencia impulsarán una "ley de extinción de dominio de los bienes del narcotráfico, para que donde hoy hay un búnker de drogas, mañana haya una biblioteca".

El funcionario formuló estas declaraciones al visitar la delegación local de la Policía Federal, donde supervisó el operativo de las fuerzas federales en esta ciudad.

Berni le mostró además a La Capital un flamante patrullero tecnológico equipado con cámaras que registran a 360 grados y en tiempo real todo lo que ocurre dentro y fuera del móvil, hasta una distancia de 20 metros. Y anunció el desembarco de 300 efectivos en Villa Gobernador Gálvez.

"Scioli me confirmó como futuro ministro del área (Seguridad), y a partir de diciembre vamos a trabajar en la creación de una ley de extinción de dominio de los bienes del narcotráfico", dijo Berni a La Capital, luego de una extensa rueda de prensa.

—En los barrios de Rosario hay vecinos preocupados porque los quioscos de droga allanados por la Justicia Federal vuelven a operar al poco tiempo.

—En la provincia de Buenos Aires, cuando la Justicia allana un búnker de drogas, nosotros hacemos un comodato y lo tomamos para instalar allí una biblioteca, una oficina del Registro Civil y otras dependencias del Estado, de manera que el lugar no vuelva a ser ocupado por los narcotraficantes.

—¿Qué pasa con esos inmuebles donde funcionan quioscos de droga con protección de la policía provincial?

—Con Scioli vamos a crear una ley de extinción de dominio de los bienes del narcotráfico, para que donde hoy hay un búnker de droga; mañana haya una biblioteca.

Berni respondió a las propuestas de algunos candidatos a la presidencia de militarizar la lucha contra el narcotráfico y sostuvo que "hay que cambiar de paradigma, porque el modelo de la militarización y de la penalización, impulsado por Estados Unidos, ha fracasado en todo el mundo, donde cada vez hay más droga y más barata".

"Las Fuerzas Armadas no sirven para luchar contra el narcotráfico porque no tienen investigación, y como ejemplo tenemos las experiencias nefastas de Colombia y México. Las fuerzas de seguridad están mejor preparadas y equipadas para eso", advirtió.

Sobre los quioscos de venta de droga que la Justicia Federal allana en Rosario y que al poco tiempo vuelven a funcionar con la presunta protección de algunos policías santafesinos, Berni advirtió que "la lucha contra el delito no es sólo una responsabilidad de la policía sino de todos los estamentos".

"No sólo debemos enfrentar al delito, como lo estamos haciendo con la Policía Federal, que detuvo estos días a varios delincuentes robando en Rosario, también necesitamos del Poder Judicial, porque el narcotráfico es un poder económico tan fuerte que corrompe todo lo que toca, como ha quedado demostrado con la detención de un comisario santafesino y con el jefe de fiscales de San Isidro, sospechado de proteger a narcotraficantes", recordó.

Con respecto al operativo de seguridad implementado en Rosario, detalló que "tal como se acordó con las autoridades de Santa Fe, ya llegaron los primeros efectivos de la Policía Federal y armamos un centro de comunicaciones para coordinar las acciones con la policía de la provincia, con patrulleros tecnológicos, que cuentan con un sistema de comunicación cruzada en tiempo real que permite al jefe de operaciones ver las cámaras de los patrulleros que están en las calles, tanto como lo que ocurre afuera como dentro de los móviles".

—¿Por qué en esta tercera etapa vinieron policías federales en lugar de gendarmes, como en las dos anteriores?

—Porque los gendarmes están afectados en todo el país al operativo de las elecciones del domingo, donde tienen que cubrir todos los distritos electorales, que había sido preparado con mucha anticipación. Desde hace seis meses se movilizó a la Gendarmería de todo el país menos a la de Santa Fe. Y trajimos a la Policía Federal porque ellos tienen una gran experiencia en trabajar en grandes ciudades y conocimientos tecnológicos.

—¿Cuántos efectivos de las fuerzas federales hay ahora en Rosario?

—Hay 1.978 efectivos, más los 300 que se incorporarán en Villa Gobernador Gálvez. Entre Policía Federal, Gendarmería y Prefectura hay más de 150 móviles. Con la provincia acordamos que ellos les dan los viáticos y el alojamiento, y nosotros pagamos los sueldos y los móviles. Solamente faltan llegar los 300 efectivos de la Federal que irán a Villa Gobernador Gálvez porque todavía no está listo el lugar de alojamiento.

—¿Cuánto tiempo van a permanecer los policías federales en Rosario?

—No es un operativo diagramado para las elecciones sino un pedido de las autoridades de la provincia de Santa Fe y nuestro compromiso llega hasta el fin de nuestro mandato, en diciembre. Pero no tengan dudas de que Scioli manifestó su voluntad de seguir trabajando con el próximo gobernador y de asumir el compromiso de luchar contra el delito.

—¿Cómo coordinan el trabajo con la policía provincial?

—Hay un centro de operaciones de comando, instalamos un sistema de cámaras en los edificios más altos y en los patrulleros tecnológicos, y coordinamos acciones y las llamadas al 911 también con la policía provincial. No es la solución definitiva, es brindar el equipamiento necesario para capacitar a la policía santafesina, donde hay que hacer una fuerte inversión en recursos humanos y en tecnología porque no podemos combatir al delito como hace diez años y, además, porque al delito no sólo hay que enfrentarlo sino prevenirlo. Lo importante es el control político de todas las fuerzas de seguridad.

—¿Cómo se previene el delito?

—Tenemos una policía muy importante en recursos humanos y tecnológicos, pero la Justicia debe dotar de esos recursos a los juzgados federales. Hace 15 días hicimos un gran trabajo de inteligencia con una banda de narcotraficantes que quería abrir en el país una ruta a Sudáfrica y a Europa, pero cuando fui al juzgado el secretario me dijo que todavía no habían tenido tiempo de ver nada porque estaban desbordados. Entonces todo ese trabajo de inteligencia no tiene un correlato en la Justicia. No hay juzgados federales temáticos en Santa Fe, con jueces y fiscales que unifiquen las causas. La Justicia debe capacitarlos y el sistema judicial debe ser integral.

Patrulleros equipados con la más alta tecnología

Camisa de fajina azul afuera del pantalón oscuro, zapatos negros, 1,75 metro y aspecto de veterano de Malvinas. A las 8.17 el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, baja de un Chevrolet Cruze marrón oscuro con vidrios polarizados en la puerta de la delegación local de la Policía Federal, saluda al paso al numeroso grupo de cronistas y pide un minuto para entrar a hablar con sus subordinados, una tropa de federales, gendarmes y prefectos que se arremolinan a su alrededor. Luego de hablar una hora con la prensa y de otorgar un par de entrevistas, el médico y oficial del Ejército se asemeja a un chico cuando sube al flamante patrullero tecnológico de la Policía Federal, estacionado en la puerta de la delegación local. El auto parece escapado de una película del futuro: una pequeña cámara como una webcam en el medio del techo registra todo lo que ocurre dentro del patrullero, mientras otras filman, también en tiempo real, lo que pasa afuera, en un radio de 20 metros. En el asiento delantero del acompañante hay dos notebooks conectadas con el sistema del jefe de operaciones, que reciben y procesan la información de las cámaras. “Este patrullero tiene tecnología israelí. El jefe de operaciones recibe en tiempo real en su «mesa de arena» toda la información de lo que pasa dentro del patrullero, por ejemplo en un traslado de detenidos, así como todo lo que pasa afuera, a 20 metros del móvil. Además tiene un sistema de escaneo de los datos de una patente, con un lector que le informa en segundos si ese dominio registra un pedido de captura”, explica Berni.
  —¿Qué es una mesa de arena?
  —Es la mesa del jefe de operaciones. Es un término de las operaciones militares que se usa porque antes era realmente una mesa de arena donde los oficiales dibujaban los movimientos de una operación. Ahora ya no tiene arena, pero quedó el término.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS