La ciudad

Harán nueva autopsia a docente que murió en la comisaría 10ª

El cuerpo de María de los Angeles Paris ahora será examinado por personal de la morgue de la Corte Suprema de Justicia de la Nación

Jueves 21 de Septiembre de 2017

El representante legal de la familia de María de los Angeles Paris, la bibliotecaria que falleció en extrañas circunstancias en la comisaría 10ª, de barrio Alberdi, confirmó que el próximo 3 de octubre se realizará la segunda autopsia al cuerpo de la mujer. Será practicada por personal de la morgue de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Paris (45) murió el 3 de mayo pasado dentro de una habitación de la seccional 10ª, ubicada en Darragueira al 1100, adonde había entrado poco antes en estado de shock. La mujer había sido esposada por los uniformados que estaban de servicio.

El abogado de su familia, Sebastián Sancevich, indicó que esta segunda necropsia "permitirá dilucidar qué pasó con María de los Angeles, hecho que no se pudo averiguar en la primera autopsia en virtud de las irregularidades que denunció la querella, el cuerpo jurídico, el gremio docente Amsafé y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos".

"Lo que denunciamos es que hay irregularidades. La motivación no la conocemos. Sí decimos que no se hicieron estudios de rayos X, no se profundizó en los elementos que se han investigado y por eso era necesario una segunda autopsia", remarcó el letrado en declaraciones a La Ocho.

Sancevich no dudó en calificar a la primera pericia de "incompleta, insuficiente y carente de respeto a los protocolos internacionales".

En la causa por la muerte de la bibliotecaria se acumulan los testimonios de quince civiles que refieren haber visto a la mujer en un estado de obnubilación en las tres horas que precedieron al fatal desenlace.

Personas que estaban en un velatorio frente a la comisaría explicaron bajo juramento que María de los Angeles gritaba en la calle y corría de frente a los autos que pasaban por Darragueira al 1100, cuyos conductores debían maniobrar para no llevársela por delante.

En la investigación que lleva adelante el Ministerio Público de la Acusación se destaca que el día de su extraña muerte en la comisaría Paris se subió a un taxi a las 20.15 en Pueyrredón al 700. A las 21 ingresó a la comisaría de Darragueira al 1100 con paso vacilante y se sentó en un banco contiguo a la guardia. Una mujer policía le habló y le ofreció un vaso de agua. Bebió dos. Toda la secuencia fue registrada por las cámaras internas de la seccional.

No hizo ninguna denuncia y se retiró a los pocos minutos. Volvió a ingresar y luego se marchó enfrente, hacia la Cochería Oeste, donde había un velatorio.

Un encargado del catering de la sala declaró que la vio asomarse al lugar y retirarse sin decir nada. Dijo que la mujer cruzó la calle con los brazos extendidos sobre un Ford Fiesta o Renault Clio rojo, que se detuvo con brusquedad para no atropellarla.

El testigo contó además que Paris iba de vereda en vereda mientras la gente se asomaba para ver qué sucedía.

Luego intentó subir a otro vehículo y al no lograrlo empezó a golpear la puerta del mismo. A las 21.30 fue subida a un patrullero e ingresada por la fuerza a la comisaría en un estado que la policía, al igual que los testigos civiles, definieron como de exaltación. Adentro fue esposada e ingresada a la habitación contigua a la guardia.

Los policías declararon haber llamado tres veces al Sies. En las dos primeras dieron cuenta de que tenían una mujer demorada con una fuerte alteración nerviosa. La tercera, a las 22.23, pidieron rapidez porque la ambulancia no llegaba y la mujer no respiraba.

Reclamo. Amsafé viene exigiendo Justicia por la muerte de Paris.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario