La ciudad

Hallaron dos ancianos fallecidos dentro de su casa de la zona oeste

Eran hermanos y los cuerpos estaban en una vivienda de Lamadrid y Callao. No hubo indicios de pérdida de gas e investigan las causas.

Martes 07 de Julio de 2020

En circunstancias que todavía se tratan de aclarar, dos personas mayores murieron ayer en una vivienda ubicada en Lamadrid al 2700, a metros de la intersección con Callao, en la zona oeste de la ciudad.

Según los primeros testimonios, los ancianos serían hermanos, una mujer de 80 años y un hombre de 75. Al cierre de esta edición, la mecánica del hecho no se había podido establecer con claridad, por lo que las autoridades judiciales están desarrollando los primeros pasos investigativos.

Si bien algunos refirieron el ruido de una explosión durante la tarde, otros resaltaron una situación de acumulación de gas dentro del domicilio particular que pudo haber derivado en el fallecimiento de esta pareja de hermanos. Pero en el cierre de la jornada, los agentes de Litoral Gas habían descartado una posible fuga.

Para tratar de conseguir pruebas e indicios que permitan dilucidar la causa del episodio, acudieron varios móviles de la policía, de Litoral Gas, y de Bomberos, que tuvieron un arduo trabajo.

Según lo recolectado en las primeras investigaciones, los habitantes de la cuadra indicaron que cuando llegaron las unidades de asistencia, los ancianos estaban ya fallecidos.

De esta manera, el angustiante hecho se transformó en el centro de atención de zona oeste de la ciudad. Los vecinos, a medida que escuchaban las sirenas se iban acercando y asomando para tratar de conseguir datos más precisos de la fatalidad.

El siniestro se registró en una casa, ubicada por calle Lamadrid, y por causas que todavía se tratan de encontrar, estos hermanos mayores de edad finalizaron con este corte trágico de sus vidas.

Con respecto al inicio del hecho, hubo versiones encontradas. Mientras algunos apuntan a la hipótesis de incendio con consecuencias fatales, otros hacen mayor hincapié en una posible acumulación de gas dentro del domicilio familiar de los ancianos, algo que puede ser factible teniendo en cuenta la época del año y las bajas temperaturas. Y otro apuntan a una electrocución.

Ante este panorama abierto, la fiscalía no descarta ninguna hipótesis y avanza en la investigación.

Ayer, hasta altas horas de la noche, el Gabinete Criminalístico y personal del Sies seguían efectuando pericias para tratar de encontrar una posible explicación a esta terrible tragedia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario