La ciudad

Hallan el cuerpo de un joven que se ahogó frente a la Rambla Catalunya

El cuerpo de un joven de 27 años que se ahogó el martes a la tarde frente a la Rambla Catalunya II fue hallado ayer a la tarde flotando unos 50 metros aguas abajo de donde se hundió mientras nadaba con unos amigos por fuera del boyado de seguridad...

Jueves 03 de Enero de 2008

El cuerpo de un joven de 27 años que se ahogó el martes a la tarde frente a la Rambla Catalunya II fue hallado ayer a la tarde flotando unos 50 metros aguas abajo de donde se hundió mientras nadaba con unos amigos por fuera del boyado de seguridad. Fuentes de Prefectura confirmaron que se trataba de Gonzalo Boljover, cuya desaparición fue denunciada por su padre el martes a la medianoche en la comisaría 10ª. El episodio había generado una violenta gresca cuando amigos del muchacho increparon a los guardavidas de la playa Caracolas, quienes fueron sacados del lugar por la policía mientras les tiraban piedras y botellas.
  El prefecto principal Humberto Bartorelli confirmó que el hallazgo del cadáver fue cerca de las 18.30. “Un guardavidas de la rambla vio un objeto flotando a unos 40 metros de la costa y avisó a Prefectura. Se rescató el cuerpo y se confirmó que se trataba del muchacho al que se había estado buscando. Es probable que la elevada temperatura del agua lo haya hecho subir hasta la superficie”, señaló.
  Bartorelli añadió que ayer por la mañana buzos tácticos habían buscado el cuerpo por esa zona, 50 metros aguas abajo de donde había desaparecido Boljover, y no detectaron objetos en los que pudiera haberse enganchado. El cuerpo, que presentaba signos de mordeduras de peces —tal vez de palometa— en la cara y manos, fue luego reconocido por sus familiares en el apostadero de Prefectura.
  “Dijeron que sabía nadar”, sostuvo el prefecto, a la espera de que los resultados de la autopsia arrojaran “alguna explicación sobre la muerte: si presenta algún traumatismo, si puede estar relacionada con alguna ingesta o si hubo otro motivo”.
  El titular de la seccional 10ª, Rubén Vallejos, señaló que la denuncia por la desaparición de Boljover fue radicada por el padre, Víctor Hugo, cerca de la medianoche del martes. “Unos amigos del hijo le fueron a avisar lo que había pasado”, señaló el comisario, y agregó que Gonzalo “estaba separado y tenía dos hijos de 3 y 5 años”.
Gresca en la rambla. La desaparición de Gonzalo originó un confuso y violento episodio el martes, cerca de las 18.30. En ese momento, mientras la playa a la altura del parador Caracolas estaba atestada de gente, un grupo de personas advirtió que un joven que nadaba por fuera del boyado se había sumergido. Según testigos relataron a este diario horas más tarde, varios guardavidas buscaron en vano a la víctima en el lugar durante al menos 20 minutos y volvieron a sus puestos.
  Entonces, al parecer los amigos del joven comenzaron a increparlos disconformes por su tarea y les empezaron a arrojar botellas y piedras, y, según distintas fuentes, casi un centenar de personas se sumó a la agresión. Personal policial llegó a la playa para rescatar a los trabajadores. Tras un par de disparos al aire los agresores se dispersaron. Los guardavidas denunciaron luego el robo de sus pertenencias y de objetos de seguridad.
  La situación fue tan confusa que hasta medianoche no se supo concretamente si alguien había desaparecido en el río. A partir de la denuncia, Prefectura comenzó a buscar el cuerpo. En tanto, la policía intentaba ayer localizar a los agresores, presuntamente amigos de la víctima, que al parecer vivirían en inmediaciones de la Estación Rosario Norte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario