La ciudad

Hacienda prevé que se estanque o decaiga la actividad económica rosarina

Lo dijo la secretaria del área del municipio, Verónica Irízar. Monitorean el comercio y los servicios. También quieren que la paritaria municipal sea menor al 29 por ciento.

Domingo 25 de Enero de 2015

La secretaria de Hacienda municipal, Verónica Irízar, adelantó que habrá "estancamiento o decrecimiento" en la actividad económica rosarina durante este 2015. Por eso, se está realizando un fuerte monitoreo con el énfasis puesto en el comercio y los servicios, debido al peso que tienen ambos sectores para la ciudad y en función de que en las últimas estadísticas oficiales el desempleo alcanzó el 9,3 por ciento.

La titular de la cartera económica local estimó que con el "atraso cambiario" y la "desaceleración de la inflación", el escenario de las paritarias con los trabajadores municipales debería ubicarse por debajo del 29 por ciento alcanzado el año pasado. "Y en todo caso ser creativos para acordar un mecanismo que permita ajustar en función de la inflación", agregó.

Irízar reconoció que dentro de las variables que figuran en el horizonte como "positivas", están los informes sobre la evolución y perspectivas de los cultivos en la región, que contrastan con la emergencia agropecuaria que se registra en el norte santafesino. Este dato puede llegar a alimentar hacia mediados de año la economía local.

También ubicó como motor a la obra pública de los tres niveles del Estado prevista para desarrollar cloacas, pavimentación y acciones de distinta envergadura en distintos puntos de la ciudad, como las del Plan Abre y las relacionadas con el tren Rosario-Buenos Aires.

Aseguró que la intendenta Mónica Fein le pidió a su gabinete que el ajuste de 55 millones de pesos que se debería realizar tras la aprobación de una versión más acotada del aumento de los tributos locales, fundamentalmente en la tasa general de inmuebles (TGI), "no sea en obra pública".

¿Y por dónde prevén ajustar el presupuesto?

—Cerramos 2014 con un déficit razonable para el contexto inflacionario que vivimos y ante la imposibilidad de ajustar la tasa en ese proceso. Fue de 400 millones de pesos, que es un 8,5 por ciento del total del gasto de 5.200 millones de pesos. Ahora estamos viendo un contexto económico distinto al que hubiéramos pensado para 2015. Con todo esto, será muy significativo lo que ocurra con las próximas paritarias, ya que el gasto en personal representa cerca del 47 por ciento del total. También cómo se desenvuelva la recaudación con la disminución de la inflación y la coparticipación nacional y provincial, ya que significan la mitad de los recursos. Por todo esto, aún es prematuro hablar de un ajuste. Sí creemos que durante 2015 no habrá un nuevo ajuste de los tributos.

En este sentido, el gremio de los municipales planteó la última semana que las paritarias deberían tener como piso un 30 por ciento de aumento. ¿Qué porcentaje prevén ustedes?

—Las paritarias son un proceso complejo, ya que somos 362 patronales sentadas en una misma mesa discutiendo con Festram. En ese sentido, hemos sido muy responsables de sostener el salario real de los trabajadores y también de cumplir esos acuerdos. Hasta aquí hemos venido siguiendo bastante la inflación, inclusive hasta 2013 veníamos por encima de lo que finalmente era la inflación en la Argentina. En 2014 se dio un aumento del 29 por ciento. Ahora, el panorama viene con un efecto de desaceleración y por eso entendemos que tenemos que ser razonables a la hora de sentarnos a negociar en las paritarias. Y en todo caso, ser creativos para acordar un mecanismo que permita ajustar si no termina habiendo, como prevemos, una inflación por debajo de la de 2014. De allí que el número de la paritaria debería ser más bajo. En este tema nosotros discutimos inflación futura, no pasada.

Si bien hay un 47 por ciento del presupuesto para salarios hay otro porcentaje importante que es de los servicios públicos tercerizados y que afecta directamente las negociaciones paritarias de los gremios e incide en el nivel de gasto. ¿Cómo cree que evolucionarán esos números?

—En general las paritarias de esos sectores se vienen discutiendo cerca de junio, mes que estará signado también por el proceso electoral, pero entendemos que esta razonabilidad debería primar en todas las negociaciones paritarias. Y así como el año pasado estuvo entre el 29 y el 30 por ciento, este año esperamos que la discusión paritaria esté entre el 20 y el 30. No creo que esté por encima de esos números.

Otro aumento que el Concejo terminó aprobando por debajo de lo que pedía el Ejecutivo fue el del boleto. ¿Es probable que en poco tiempo más se esté discutiendo nuevo un incremento de la tarifa?

—Este tema ambién tiene la misma incertudumbre que el resto de las variables. Nosotros siempre hemos planteado desde el Ente de la Movilidad una fórmula de costo y hemos tenido la responsabilidad de enviarlo al Concejo, que es el órgano que tiene que tratar y resolver el valor de la tarifa. Al no tratarse los sucesivos aumentos en la tarifa se generó que el sistema el año pasado perdiera 132 millones de pesos, lo que equivale a que no se pudieran comprar 94 unidades nuevas. En Córdoba se aprobó una tarifa de 7,15 pesos, que el Ejecutivo finalmente bajó a 6,50 pesos. Estamos muy lejos de ese valor. Esperamos que el fondo compensador del transporte aprobado en la provincia y el fondo municipal nos permitan sostener el sistema sin un aumento por lo menos en los primeros meses del año.

Con estas perspectivas para 2015, ¿hay algún sector de la economía rosarina que estén mirando con mayor atención que otro?

El Drei tuvo un crecimientode la recaudación del 34 por ciento el año pasado respecto a 2013 y descontando la modificación de alícuota que hubo, arroja un incremento del 30 por ciento. Pero cuando uno mira particularmente las actividades, y al comercio le sacamos el negocio de los autos, el sector tuvo un crecimiento cercano del 40 por ciento. Sí estuvieron más complicadas la industria y las manufacturas, que tienen una menor incidencia en Rosario respecto al nivel provincial. Estamos mirando de cerca, porque nos preocupa, la evolución del empleo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS