La ciudad

"Hacer fiestas de noche en las islas es acercarle fuego a la pólvora"

El responsable de Isla Verde dijo que los encuentros masivos implican "alto riesgo" y sumó que en ese predio "no hay actividades de ese tipo".

Jueves 17 de Enero de 2019

Hace más de tres décadas que Germán Segurado está al frente de Isla Verde, uno de los paradores tradicionales en el delta del Paraná, y no es ajeno a las situaciones que se viven en las islas, de día y de noche. "Hacer fiestas en la noche, es acercarle fuego a la pólvora, en cualquier momento eso puede explotar", señaló el hombre, conocedor del espacio y consciente del "alto riesgo" que implican las movidas nocturnas en las playas del otro lado del río Paraná.

La polémica por la falta de controles e incluso la "vista gorda" de los agentes de Prefectura Naval ante las convocatorias a fiestas electrónicas en la zona conocida como Paraná Viejo, jurisdicción de Entre Ríos, dio que hablar en los últimos días. El crecimiento exponencial del parque náutico, la falta de fiscalización por parte de las autoridades nacionales y entrerrianas dan lugar a movidas nocturnas que implican la presencia de Djs —con decibeles que afectan a la fauna de la zona— y excesivo consumo de alcohol, incluso en personas que según los testimonios después conducen embarcaciones de vuelta a Rosario.

"Hace muchos años hicimos una experiencia de noche, pero dejamos de hacerlo justamente por el riesgo que implican", señaló el responsable de Isla Verde, un predio de 250 hectáreas en la llamada zona del Embudo, frente a La Florida, donde se llega en embarcaciones privadas, o bien desde el muelle de Costa Alta, uno de los habilitados para tal fin.

Si bien allí se puede pernoctar, sólo se permite hacerlo en carpa, aclaró, y señaló que "para nada hay actividades del tipo de las fiestas electrónicas".

Segurado se refirió al "alto riesgo" que implica organizar actividades nocturnas, y si bien admitió que "años atrás" en el parador se organizaron encuentros de este tipo, señaló que "por eso justamente se dejaron de hacer".

Consideró que "se trata de una extensión de terrenos que es demasiado grande, que no tiene limitaciones que permitan controlar a la gente, por más seguridad que se ponga", y agregó: "No tenés forma de saber por dónde viene y entra la gente, se puede descontrolar enseguida, y es como poner fuego cerca de la pólvora, en cualquier momento eso puede estallar".

Piden prohibición

En este marco, el grupo ecologista El Paraná No Se Toca está preparando una presentación al municipio de Victoria para pedir que se prohíban las fiestas masivas que se producen bajo su jurisdicción en la zona entrerriana de las islas, de la que dio cuenta una nota de La Capital el último fin de semana.

De acuerdo a lo que comunicaron, la intención de la ONG es hacer respetar la ordenanza 2.185 sancionada en 2003 por el Concejo de Victoria, que declara el sector como área natural protegida y no permite ese tipo de acontecimientos. La presentación advierte además sobre el riego ecológico que las fiestas, muchas veces de música electrónica y con la participación de hasta 3 mil personas que cruzan desde Rosario, producen en la flora y la fauna del lugar, sobre todo en el Paraná viejo.

Asimismo, desde la organización ambientalista confiaron que no pretenden prohibir todo festejo o actividad en los paradores, sino "que se pongan límites a la duración, los decibeles de ruido, y la cantidad de participantes" de los mismos. "Hay paradores habilitados donde la gente puede disfrutar del río y las islas de una forma acorde a un lugar muy vinculado a la naturaleza. El problema son las megafiestas", aclaró Pablo Cantador, integrante de El Paraná No Se Toca y especialista en flora y fauna.

En esa dirección remarcan que se resiente la seguridad en la navegación y esto pone en peligro a los mismos participantes. "Estas fiestas terminan entre las 7 y las 8, en ese momento se produce un malón de lanchas en carrera para llegar a las guarderías. Ese momento es crítico. Todos quieren llegar antes para no quedarse esperando. Por ahora sólo hubo incidentes menores, pero pareciera que tiene que pasar una desgracia, que choquen dos lanchas y haya ahogados para que algo cambie", se lamentó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});