La ciudad

Greenpeace destacó la producción de vegetales orgánicos en Rosario

Luego de visitar y adquirir productos en huertas locales, miembros de la organización ambientalista destacaron el valor del Programa de Agricultura Urbana del municipio. "Esperemos que siga creciendo", pidieron. 

Miércoles 13 de Enero de 2016

La organización ambientalista Greenpeace destacó hoy el valor del Programa de Agricultura Urbana de Rosario luego de adquirir en las huertas locales vegetales orgánicos para la tripulación del barco “Esperanza”, que amarró en esta ciudad en el marco de su campaña contra los desmontes y la deforestación.
 
Franco Seghezzo, coordinador del área de Agricultura y Alimentos acompañado del cocinero del buque, Dani Bravo, recorrieron hoy un parque huerta ubicado en la zona sur de Rosario y aseguró que el programa de huertas “es un ejemplo de política pública a replicar, a mejorar”, .
 
“Esperemos que siga creciendo -–continuó el activista-, que siga teniendo más hectáreas, más huerteros, más producción de alimentos para abastecer a la ciudad”.
 
Los parques huerta de Rosario forman parte del Programa de Agricultura Urbana del municipio rosarino a través del cual unas 1.800 personas practican la horticultura y producción de alimentos agroecológicos, informó la Secretaría de Economía Social local.
 
De ellos, 250 son productores a tiempo completo organizados en la Red de Huerteras y Huerteros.
 
Según explicaron desde la secretaría municipal, las hortalizas que producen son ciento por ciento orgánicas y los horticultores cultivan sobre sustratos de compost de alto rendimiento.
 
Luego de recorrer el parque huerta Tablada, en el sur de Rosario, donde la organización adquirió frutas y verduras para la tripulación del buque “Esperanza”, Seghezzo remarcó que “una parte fundamental del barco es cómo nos alimentamos”.
 
“Queremos dar el ejemplo y demostrar que tres o cuatro veces por día podemos hacer elecciones que puedan cambiar la situación ambiental de donde vivimos”, añadió el ambientalista.
 
En ese sentido, resaltó el valor de que “los alimentos que compremos sean locales y que sean ecológicos, libres de agroquímicos”.
 
El cocinero del barco de Greenpeace dijo que “en cada puerto al que llegamos tratamos de contactar a los productores locales, cooperativas, granjeros, para que nosotros también podamos tener un impacto positivo en la sociedad y en el ambiente”.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario