La ciudad

Gracias al diagnóstico prenatal, médicos rosarinos salvaron la vida de una beba

Profesionales de la salud pública detectaron una rara cardiopatía en el feto de 8 meses de gestación. Se hizo una cirugía intrauterina

Sábado 20 de Febrero de 2021

Un equipo de médicos rosarinos, de la red de la Salud Pública, lograron detectar a tiempo una cardiopatía congénita en una beba de 8 meses de gestación. La mamá fue derivada a Buenos Aires donde se realizó una cirugía intrauterina que salvó la vida de la beba.

Una mujer de 25 años asistió al centro de salud El Gaucho, Avellanea al 5300, para un control médico de rutina por su embarazo, que en ese momento cursaba la semana 30. Los médicos detectaron que la beba crecía con una cardiopatía congénita.

Uno de los controles que se realizó a la mamá fue el screening ecográfico, que permite detectar la presencia de anomalías en el bebé.

La especialista en ecografía general Noelia Gravina atendió a la mamá y sospechó que el feto crecía con una cardiopatía en plena gestación. Ante esto, la médica solicitó una segunda opinión, y derivó el caso al servicio de ecocardiografía fetal del hospital de Niños Víctor J. Vilela donde se realizaron estudios específicos, que terminaron por confirmar la patología.

Al confirmarse el diagnóstico, inmediatamente, la mujer fue trasladada al Hospital Centenario, centro regional de referencia en cardiopatías de la provincia. En esta la derivación intervino el jefe de obstetricia de la Maternidad Martín, Edgardo Abalos.

Allí, el especialista en tocoginecología de alto riesgo, Joaquín Ponce, y su equipo trabajaron para que la mujer fuera derivada a la ciudad de La Plata, donde se gestionó el traslado de la paciente al Hospital Italiano de Buenos Aires que, junto a la Fundación Hospitalaria, logró realizar la operación.

La cirugía fue realizada en el corazón del feto de 32 semana de gestación, con un procedimiento quirúrgico poco frecuente que solo se efectúa en pocos centros sanitarios del mundo. Cabe destacar que el Hospital Italiano de la Ciudad de Buenos Aires es el único del país que cuenta con el equipo médico que realiza cirugías intrauterinas para este tipo de cardiopatías congénitas. Finalmente, la beba nació el 30 de enero en la Fundación Hospitalaria de Capital Federal.

Desde la Secretaría de Salud explicaron que este diagnóstico se logró gracias al trabajo interdisciplinario en red entre los equipos de Diagnóstico por Imagen del sistema de salud, en conjunto con el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar), la Maternidad Martin, el Hospital de Niños Víctor J. Vilela y la red de atención primaria.

Los especialistas diagnosticaron una cardiopatía congénita denominada estenosis aórtica crítica y derivaron a la mamá a un centro especializado de Buenos Aires, con la indicación de que se realice una intervención prenatal.

A tiempo

La médica especialista en cardiólogia pediátrica y fetal, integrante del servicio de cardiología infantil del Hospital Vilela, María Inés Balducci, explicó: “Si la patología no se hubiese diagnosticado de manera prenatal, una de las posibilidades era que la beba al nacer presentara un cuadro muy severo de deterioro de la función cardíaca en un ventrículo poco desarrollado. Ante estos casos hay que actuar rápidamente, porque el feto corre riesgo de vida”.

“Si la intervención quirúrgica se hubiera realizado después de que la beba naciera, la posible evolución intrauterina de la patología, podría haber causado la falta de desarrollo de la mitad izquierda del corazón”, comentó.

“La intervención que se realizó es paliativa, no cura definitivamente la cardiopatía del bebé, pero sí evita complicaciones en el cuadro y da chances de mejorar la calidad de vida del paciente”, aclaró.

“Si bien la patología no es frecuente, mucho menos es lograr llegar al diagnóstico de manera prenatal y a tiempo para poder realizar esta compleja intervención. Llegar a este diagnóstico realmente fue algo inmenso”, destacó la especialista.

“Es muy importante brindar a los pacientes que se atienden en el ámbito público las mismas posibilidades que quienes acuden al sector privado”, destacó Balducci.

“Gracias a la operación, y al diagnóstico, a la niña le cambió el pronóstico totalmente, porque se logró que funcione correctamente el corazón antes de nacer. Es importante destacar que el intervencionismo fetal fue posible gracias al diagnóstico prenatal”, puntualizó la especialista en ecografía general, Débora Montoya, quien integra la red transversal de diagnóstico prenatal, diagnóstico por imagen y el equipo de medicina fetal de la Maternidad Martin-Cemar.

¿Qué es la estenosis aórtica crítica?

La aorta es la principal arteria que lleva sangre fuera del corazón, a través de la válvula aórtica hacia la aorta. La estenosis aórtica crítica es una obstrucción severa de la sangre que sale oxigenada del corazón. Para ejemplificarlo, en el caso el corazón de la beba que fue intervenida exitosamente en el Hospital Italiano de Buenos Aires, una puerta (válvula aórtica) estaba cerrada, por lo que no podía salir sangre oxigenada desde el corazón hacia el resto del cuerpo.

Esta patología afecta el flujo normal de la sangre del corazón y librada a su evolución natural puede producir hipoplasia de cavidades izquierdas, lo que significa la falta de desarrollo de la mitad izquierda del corazón.

Según los especialistas, las cardiopatías congénitas, son las más frecuente, pero la estenosis aórtica crítica en particular es una patología rara, que requiere de una gran experiencia y entrenamiento para llegar a su diagnóstico.

La estenosis aórtica ocurre en aproximadamente el 2 por ciento de las personas mayores de 65 años. Se presenta con mayor frecuencia en hombres que en mujeres.

Los médicos rosarinos destacaron el trabajo de la red de salud pública que permitió detectar a tiempo la patología congénita.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS