La ciudad

Gendarmería regresa a Rosario con mil agentes y hasta fin de año

El gobierno nacional puso como condición que haya "complementariedad y acuerdo" entre la policía provincial y los gendarmes. El retorno está sujeto a una reunión entre Sergio Berni y el gobernador Antonio Bonfatti.

Viernes 15 de Mayo de 2015

Gendarmería vuelve a Rosario. Serán cerca de mil agentes los que desembarcarán en los próximos días en la ciudad para reducir los niveles de violencia en el área metropolitana. Para concretar este regreso, reclamado por municipio y provincia, la Nación puso una única condición: que haya un acuerdo de complementariedad en materia de política de seguridad entre la policía provincial y las fuerzas federales en el combate al delito en las zonas más inseguras. "Por cada gendarme tienen que garantizar dos policías", apuntó una fuente nacional. La permanencia de los gendarmes será hasta fin de año.

El regreso de las fuerzas federales empezó a gestarse en la semana. La Casa Rosada tomó nota de "un cambio de discurso" del municipio y la provincia sobre la necesidad de enviar gendarmes para tomar el control de los barrios signados por la narcocriminalidad.

Según pudo saber La Capital el retorno será "inminente". Está sujeto a una reunión, que podría efectuarse el lunes, entre el secretario de Seguridad, Sergio Berni, y el gobernador Antonio Bonfatti donde se definirán modalidades y alcances del operativo. "Si hay acuerdo, en dos horas están viajando los gendarmes", confió un operador kirchnerista.

De llegarse a un pronto entendimiento, las fuerzas federales volverán a la ciudad tras su partida, en diciembre pasado. El desembarco inicial había sido el 9 de abril de 2014, cuando unos 2.000 agentes tomaron el control de las zonas más inseguras. Ese día hubo 89 allanamientos a los búnkers emblemáticos donde se vende droga, que dejaron 25 detenidos y estupefacientes incautados.

La nueva movida del gobierno nacional no está exenta de intencionalidad política, ya que se produce a menos de un mes de las elecciones santafesinas. Algunos creen que se busca apuntalar a sus propios candidatos. Otros consideran que se busca evitar que el PRO capitalice el descontento por la inseguridad.

Por lo bajo, no son pocos los que plantean que el PJ hará lo imposible para impedirle a Mauricio Macri llevarse la victoria del tercer distrito electoral del país a dos meses de las primarias nacionales.

El operativo retorno se terminó de pergeñar ayer cuando el secretario de Seguridad, Sergio Berni, recibió en Buenos Aires a los principales referentes del PJ santafesino y de Rosario.

Allí estuvieron el candidato a gobernador Omar Perotti, el aspirante a diputado provincial Héctor Cavallero, el postulante K a la Intendencia, Roberto Sukerman y el primer candidato a concejal, Eduardo Toniolli. También estuvo el referente de La Cámpora, el diputado nacional, Marcos Cleri.

Por la tarde, en rueda de prensa, Perotti fue el encargado de anunciar las novedades. "Hay disposición de la Nación para que vuelva Gendarmería a Rosario. Pero no lo vemos sencillo, todavía no encontramos las condiciones. Tiene que haber un pedido formal del gobernador", señaló.

Perotti contó que se comunicó con Bonfatti para que en el corto plazo haya una reunión con la Nación para "que se trabaje mucho y acordar estrategias de seguridad, de complementariedad".

Luego recordó que, durante los ocho meses de operativo federal en la ciudad a lo largo de 2014, "hubo situaciones que no se cumplieron y llevaron a generarse diferencias en la política de seguridad".

Ese escenario fue descripto en una crónica de este diario al cumplirse el segundo mes del arribo de las fuerzas federales a Rosario. "Si ustedes ponen patrulleros en la calle, decime de qué color son porque recorro la ciudad y no veo ninguno", le dijo, de manera poco sutil Berni al ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, en una reunión privada.

De allí que un operador K confió: "Ahora no vamos a permitir que la policía de la provincia se repliegue y abandone el patrullaje de las calles mientras esté Gendarmería en Rosario. Por cada gendarme, ellos tienen que garantizar dos policías de proximidad en el territorio", precisó.

En paralelo, la Nación también exigirá que se profundice la capacitación y formación de las fuerzas de seguridad provinciales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS