La ciudad

Garantizan que los contratos celebrados con Re/Max "no van a sufrir modificaciones"

El coordinador del Consejo Asesor de Vivienda Unica de Rosario, Ariel D'Orazio, celebró el fallo de la Inspección General de Personas Jurídicas respecto a las irregularidades que, al parecer, presentaba la franquicia.

Miércoles 09 de Septiembre de 2020

Tras la resolución judicial de la Inspección General de Justicia (IGJ) que ordena la disolución de la franquicia inmobiliaria Re/Max, el coordinador del Consejo Asesor de Vivienda Unica de Rosario, Ariel D’Orazio, aseguró que los contratos celebrados con esta empresa de capitales estadounidenses “no van a sufrir modificaciones”.

A su vez, D’Orazio celebró la decisión judicial que ordenó la disolución de Re/Max, al sostener que este fallo tiene una mirada “hacia adelante” respecto a la regularización de los corredores inmobiliarios en Rosario, conforme a la ley 13.154 vigente en Santa Fe, la cual sostiene que el corretaje inmobiliario debe desarrollarlo una persona avalada por el Colegio De Corredores Inmobiliarios.

Es que, según explicó D’Orazio, lo que sucedía es que una empresa inmobiliaria obtenía la franquicia Re/Max pero luego era muy difícil identificar a los responsables ante las primeras irregularidades, puesto que la empresa anotada figuraba bajo otra denominación legal en el colegio que regula la actividad inmobiliaria.

“Los contratos celebrados por agentes de esta empresa (Re/Max) siguen vigentes y no van a sufrir ningún tipo de modificación”, garantizó D’Orazio en el programa “Todos en La Ocho”, de LT8, para destacar que la resolución judicial de la IGPJ “tiene una acción hacia adelante -en el sentido evolutivo- acerca de los corredores que hayan obtenido esa franquicia”.

>>Leer más: La Inspección General de Justicia consideró "ilícita" la actividad de Re/Max y ordenó su disolución

D’Orazio detalló que “lo que sucedía es que al haber un corredor inmobiliario que se hacía de esta franquicia era muy difícil identificar a los responsables ante algún tipo de incumplimiento, ya que la empresa que sufrió este revés judicial estaba anotada bajo otro nombre y no el de fantasía (Re/Max)”.

En ese sentido, indicó que “en el caso de la provincia, escapa a la ley 13.154, donde el corretaje inmobiliario lo debe desarrollar una persona avalada por el Colegio de Corredores Inmobiliarios de Rosario (Cocir), en el caso de nuestra ciudad”.

“Cuando la franquicia opera con personas que no tienen este título y están amparadas ante una o dos corredores que participan en la comisión de su actividad, lo que hacen es una clara evasión a las normas provinciales”, sentenció al poner de manifiesto lo que al parecer ocurría con la franquicia Re/Max.

A su vez, apuntó que desde su asesoría ven “muchísimas faltas de responsabilidad porque la persona que está desarrollando la actividad no es una persona habilitada por el Colegio de Corredores y muchas veces cuesta mucho sancionar ese tipo de situaciones, de modo que no queda otra que recurrir a la Justicia, donde el trámite es costoso y engorroso”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario