La ciudad

Fuertes críticas de los empresarios gastronómicos a los food trucks

La posición de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Rosario es compartida con la Asociación Empresaria de Rosario. "Implica competencia desleal", aseguran. 

Sábado 10 de Octubre de 2015

Mientras en el Concejo Municipal avanza el proyecto que habilita la radicación de los food trucks en la ciudad, la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Rosario (Aehgar) manifestó públicamente una férrea postura opositora frente a esta iniciativa. “Planteamos nuestra oposición al proyecto que intenta legalizar el funcionamiento de los vehículos gastronómicos en el ámbito de la ciudad”, señalaron los empresarios a través de un comunicado, que también le hicieron llegar a la intendenta Mónica Fein, y a cada uno de los presidentes de los distintos bloques del Concejo.

   La posición de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Rosario es compartida y cuenta con la adhesión de la Asociación Empresaria de Rosario, la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, la Federación Gremial del Comercio e Industria y de Rosario Convention & Visitors Bureau.

   “Entendemos que Rosario posee una infraestructura suficiente para atender la demanda de los vecinos y de sus visitantes ocasionales en materia gastronómica. El proyecto propuesto implica competencia desleal y desigual para el sector establecido”, destacaron.

   Además, Aehgar advirtió: “Vemos con suma preocupación el tratamiento de estos proyectos de ley cuyo impacto es negativo para el sector y asimétrico en cuanto a los requisitos establecidos para el comercio tradicional”.

   Los empresarios del sector apoyaron su posicionamiento a través de cinco puntos que consideraron fundamentales:

1- Las condiciones de habilitación: “Las exigencias que les son impuestas a los promotores de esta nueva modalidad de venta de alimentos son desiguales a los locales gastronómicos tradicionales. Las modificaciones edilicias que debe tener un local que expende alimentos elaborados en el momento (por ejemplo: cocina), permisos para tratamiento contra incendios, adaptación de baños. Así como el Código de Edificación es la base de las normas de habilitación de locales de expendio de comidas, bedidas y/o varios, entendemos que no existe fundamento técnico para la autorización de uso de vehículos gastronómicos móviles. Por lo tanto, las pretendidas exigencias que le son impuestas a esta nueva modalidad de venta de alimentos, bebidas y/o varios no tendrían el aval de ninguna autoridad técnica nacional, provincial y municipal”.

2- Las condiciones de seguridad e higiene: “En consonancia con el primer punto, no se definen requisitos en cuanto a los lugares de acopio de materia prima, mecanismos para la elaboración y manipulación de alimentos, bebidas y/o varios en el interior de los vehículos; así como tampoco se establecen condiciones de seguridad en los sistemas de generación de energía, comodidades para el personal y tratamientos de residuos que genera la actividad, tanto en el lugar como en el radio aledaño”.

3- Las condiciones de sanidad: “El proyecto no plantea la exigencia de baños químicos para ser instalados en la zona donde sea promovida la instalación de los food trucks; con lo cual se genera una saturación de los baños públicos ya establecidos, o en los de los bares de concesionarios que están obligados a abrir sus puertas al público”.

4- Competencia desleal: “La asimetría en materia de alquileres versus el canon fijado (12 mil o 18 mil pesos anuales) en el proyecto es insignificante respecto al valor promedio de alquileres en locales gastronómicos. El proyecto avala la emisión de música, pero no se les exige el pago de derechos intelectuales como sí lo debe llevar adelante un establecimiento gastronómico. Esto entre otros cánones impositivos (contratación de residuos privada, etc) constituye una clara violación a la
competencia”.

5- Organismo de control: “Produce una enorme preocupación que el proyecto presentado da una amplia facultad al Poder Ejecutivo en materia de reglamentación (cantidad de vehículos, ubicaciones, horarios de funcionamiento, etc). Por otra parte, la futura ordenanza posibilita que no exista un organismo de control como el Instituto del Alimento que tenga el poder de labrar actas en el caso que las buenas prácticas no sean aplicadas. En ese caso deberá ir acompañado por la GUM (Guardia Urbana Municipal) y Control Urbano, organismos que no tienen conocimiento del rubro”.

   El comunicado de Aehgar está firmado por Rodrigo Pastor, presidente de la entidad y a través del escrito se deja claramente al descubierto la profunda preocupación que rodea al sector por esta posible irrupción de los food trucks en distintos sectores de las calles rosarinas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS