La ciudad

Fuertes críticas a la actitud del concejal Enrique Estévez

La reunión de la comisión de Derechos Humanos rozó el escándalo el pasado martes. Y todos apuntaron a las palabras altisonantes y desmedidas del concejal socialista Enrique Estévez.

Jueves 23 de Mayo de 2019

La reunión de la comisión de Derechos Humanos rozó el escándalo el pasado martes. Y todos apuntaron a las palabras altisonantes y desmedidas del concejal socialista Enrique Estévez. El edil argumentó con excesiva vehemencia su posición contraria a uno de los temas tratados y motivó la reacción de sus compañeros ante quienes debió finalmente disculparse.

   Los momentos de tensión se vivieron al discutirse un proyecto para crear una oficina “de información, contención y ayuda al adoptante”. Ante la propuesta y luego de llegar tarde a la cita, Estévez “levantó el tono, se mostró muy efusivo y pasional. Luego, ofuscado, se puso muy crítico al punto de que nos dio vergüenza”, confesó la concejala del peronismo, Fernada Gigliani, a La Capital.

   “Quedamos muy apenados por la situación”, sostuvo después, y abundó sobre le carácter del edil. “Así habla él habitualmente”. Sólo que en esta oportunidad lo hizo frente a quienes fueron a contar la iniciativa que generó la discusión.

   Uno de los expositores fue Ariel Vijarra, fundador de la ONG Acunar Familias, quien en 2016 presentó un proyecto de ordenanza para la creación de la oficina ligada a los adoptantes, que debería fuincionar bajo la órbita de la Municipalidad. A través de la dependencia, se busca acompañar a los futuros padres durante el largo proceso de la adopción legal.

   Así, entre los argumentos de Estévez, llamó la atención que dijera que “el municipio está lleno de oficinas fantasma y que no quería que ésta se convirtiera en una más”, según destacó Gigliani quien,a la par de sus colegas, pidió al concejal que actura denunciándolas o cerrándolas, “ya que forma parte del oficialismo”.

   La referente peronista contó a este diario que los presentes, en conjunto, prefirieron poner paños fríos en medio de los invitados al encuentro y charlaron con Estévez apenas finalizó el cónclave. “Se nos sumábamos a sus formas, todo iba a ser patético”, añadió la edila y cerró: “Al final, recapacitó y pidió disculpas”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario