La ciudad

Fuertes críticas al sistema deseguimiento de las víctimas de delitos

Fue ayer, en el marco del Observatorio de Seguridad Ciudadana y a raíz del accionar de Desarrollo Social del municipio en una pensión trucha.

Miércoles 15 de Agosto de 2018

Una nutrida cantidad de vecinos de zona norte se reunió ayer en el Club Leña y Leña (Larrechea 775) para manifestarle a distintos concejales de la oposición, miembros de la comisión de Seguridad del Palacio Vasallo, sus inquietudes respecto a las distintas situaciones de violencia que se viven en el barrio.

Fue en el marco de la nueva puesta en marcha del Observatorio de Seguridad Ciudadana, hecho que se alentó por parte de vecinos y desde el seno de distintas familias.

A su vez, uno de los afectados por la violencia hace casi un año manifestó que el Centro Unico de Atención a Víctimas de la Inseguridad no funciona de la mejor manera para atender los asuntos de quienes se vieron perjudicados por episodios delictivos.

De la primera reunión del Observatorio de Seguridad Ciudadana, que conforman la Asociación de Vecinos, Familiares y Víctimas de la Inseguridad y la Cámara de Mujeres Taxistas de Rosario, fueron parte algunos concejales que conforman la comisión de Seguridad.

Entre ellos estuvieron Gabriel Chumpitaz (Cambiemos), María Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular), Roberto Sukerman (Frente Para la Victoria) y Eduardo Trasante (Ciudad Futura).

Chumpitaz, presidente de la comisión, comentó antes de iniciar la reunión que invitaron a varios funcionarios del oficialismo, pero ninguno respondió a las convocatorias (ver aparte).

"Presentamos los pedidos de informe que tenemos hasta el momento. Además, los imprimimos y se los entregamos en mano a (la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia) Bullrich cuando vino a Gendarmería, porque nos están dando una mano también en Buenos Aires", comentó Ezequiel Lowden, miembro de la Asociación de Vecinos, Familiares y Víctimas de la Inseguridad, a LaCapital.

A Ezequiel, que tiene 29 años, lo balearon en una pierna en Alem y Cochabamba, el 21 de septiembre del año pasado, para robarle el auto con la recaudación del salón de fiestas del que era animador y encargado. En abril de este año, el joven envío una carta de los lectores a este diario en la que relató el episodio y afirmó: "Esa noche perdí mis derechos, esa noche me quedé sin trabajo, sin inclusión y sin reinserción".

En ese entonces, manifestaba "la lucha" en la que se encontraba junto a "vecinos, familiares y víctimas de la inseguridad". Lucha que, según afirmó ayer antes del comienzo de la reunión, aún no obtuvo frutos.

Lowden contó que "no es la primera vez que no hacen un seguimiento o que se desligan de las situaciones", en referencia al caso de Laura Moyano, la mujer que vivía junto a sus cinco hijos en una pensión usurpada de San Martín al 1600.

"Es la muestra clara de todo lo que se denuncia y las cuestiones en la que ellos (por el municipio) están ausentes", manifestó.

Sobre la manera en que procede el Centro de Atención a las Víctimas, el hombre contó: "Te reciben, escuchan cuál es tu problema y te dan una solución, o no. En muchos casos, no dan soluciones. Hay casos como el de Laura Moyano en el que te dan un cheque y arreglate. Ahí está el problema".

Observatorio

Según comentó Lowden, el Observatorio de Seguridad recorrerá distintos barrios de la ciudad para escuchar los reclamos de los vecinos sobre la cuestión. "Esto sería la presentación", remarcó, sobre el encuentro de anoche, además de comentar que no se convocaba desde 2016.

Los vecinos que se congregaron en Leña y Leña manifestaron una variada serie de inquietudes: falta de patrullaje, tardanza en la respuesta de los móviles ante un hecho delictivo, robos y el reclamo por la implementación de cámaras de videovigilancia, entre otras cuestiones.

Entre las intervenciones de los vecinos, se destacó la de una mujer que trabajó con el fallecido padre Edgardo Montaldo y pidió "visibilizar" los problemas: "No puede ser que haya gente que viva a 80 centímetros de las vías del tren. Si esas personas son invisibles, pueden hacer lo que quieran".

"Hay que revisar las prioridades en la ciudad. Así, la gente no tiene dónde vivir. No pensemos en un acuario o en el Museo del Deporte", concluyó, por lo que fue aplaudida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario