La ciudad

Fuerte rechazo del Colegio de Abogados a la alcoholemia cero

Advirtieron que de aprobarse la norma local se apartará de la ley de tránsito nacional. Y avisaron sobre una avalancha de juicios.

Miércoles 19 de Agosto de 2015

El Colegio de Abogados de Rosario expresó ayer un fuerte rechazo al proyecto de alcoholemia cero que está en debate en el Concejo. Directivos de la institución plantearon ante los ediles de la Comisión de Gobierno que la iniciativa presentada por el radical Sebastián Chale contradice la ley nacional de tránsito y advirtieron sobre una posible avalancha de juicios de parte de eventuales infractores.

La titular del Instituto de Derecho Vial y de Transporte del Colegio de Abogados local, Marta Alvarez avisó a los concejales sobre "una colisión entre la ordenanza propuesta y la ley nacional, obstáculo que debemos ver sí o sí, sino habrá ciudadanos de primera, de segunda, de tercera".

Alvarez se preguntó si "algo tan absoluto no va tener efectos contrarios a lo que se busca". Aludió a la posibilidad de "un efecto confiscatorio" por el alto valor de las multas y recordó que la norma nacional habla también de "otras sustancias, no solo de alcohol".

La presidenta del Colegio de Abogados, Araceli Díaz fue más allá y cuestionó la validez del proyecto. Explicó que la ley nacional a la que la provincia de Santa Fe adhirió establece un piso máximo permitido de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre para conductores particulares.

Díaz vaticinó que de aprobarse la normativa local "va a haber una colisión con la ley nacional y se van a generar una gran cantidad de juicios en contra de la ordenanza".

Al respecto Chale contestó: "El municipio tiene la facultad de reglar su propia norma, cuenta con su propio código de tránsito. Así sucedió, por ejemplo, con los vidrios polarizados".

En el debate de ayer expuso Mariana Elizondo, química del INTI, que se dedica a la calibración de alcoholímetros en Rosario. "Desde 2008 trabajo en la calibración de aparatos y jamás tuve experiencias de falsos positivos como los que se han mencionado. Ni ensaladas de frutas, ni bombones con licor", sostuvo.

"La tecnología —siguió—que se está utilizando en los aparatos empleados por municipio, provincia y Nación no admite márgenes de error ni falsos positivos como los que se expusieron. La alcoholemia bien tomada es un método confiable, porque no implica un simple aliento superficial que puede confundirse con otros elementos. Es un sistema que mide aire profundo y filtra la sangre".

Por su parte, Oscar Farruggia de la Asociación Padres en la Ruta, que colabora en los operativos de alcoholemia de la provincia y la ciudad, destacó que "muchas veces en los operativos se detectan personas con niveles permitidos de alcohol en sangre, de 0,3, 0,4. Sabemos que si esas personas tienen ese nivel a las 11, 12 de la noche cuando todavía ni siquiera entraron a un bar o a un boliche, es muy probable que terminen a la madrugada con 1, 1,5 y no podemos hacer nada, debemos dejar que sigan manejando".

Para Farruggia "esta es la oportunidad de eliminar esos grises. Muchos somos padres y cuando nuestros hijos salen con el auto no les decimos: cuídense y tomen hasta 0.5, les decimos: si manejan, no tomen, sin grises".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario