La ciudad

Fuerte cruce entre el PRO y el municipio por los cuidacoches

El secretario de Control y Convivencia Ciudadana de Rosario sugirió que ante una extorsión tarifaria se llame al 911. El macrismo dijo que eso es eludir la responsabilidad local.

Jueves 03 de Marzo de 2016

La “tarifa” que están cobrando los cuidacoches en Rosario desató ayer una fuerte polémica entre el municipio y la oposición en el Concejo. El Ejecutivo recomendó a los ciudadanos que ante situaciones de extorsión denuncien el incidente ante el 911 de la policía. Desde el PRO cuestionaron a la Intendencia, acusaron a la gestión municipal de “eludir su responsabilidad” y reclamaron una mayor intervención en el asunto para evitar situaciones de violencia en el espacio público.
  El tema volvió a instalarse en la agenda local tras la difusión que hizo La Capital sobre los valores que exigían los cuidadores de autos durante el recital de la banda Maná el fin de semana en Newell’s: llegaron a reclamar 100 pesos por vehículo.
  Ayer, el secretario de Control y Convivencia Ciudadana de la Municipalidad, Gustavo Zignago, tomó distancia del tema, relativizó el margen de acción de la Intendencia y planteó que “ante el delito de extorsión de los cuidacoches deben responder la Justicia penal y la policía”.
  El funcionario consideró que en estos casos los cuidacoches participan de “organizaciones que se amparan en el delito para subsistir”, y que por lo tanto deben ser investigadas por la policía y la Justicia, ya que exceden las competencias municipales.
  Al respecto, señaló que el municipio lleva adelante controles “dentro de lo que es el gerenciamiento del espacio público”. Pero, advirtió: “Tenemos la potestad hasta el límite del delito”.
  Luego, instó a los concejales a que busquen una regulación de la actividad de los cuidacoches, entre tantas iniciativas presentadas por diferentes bancadas en los últimos años.
  El concejal del PRO, Gabriel Chumpitaz, criticó las declaraciones de Zignago. “El Estado debe prevenir, no dejar en manos del ciudadano el resguardo de su propia seguridad”, sentenció.
  Para el edil macrista, “Zignago se equivoca nuevamente con el tema cuidacoches. Está eludiendo responsabilidades y este es un debate que los rosarinos nos exigen desde hace tiempo. Hay que diferenciar las mafias organizadas de las personas que realizan la actividad por razones de subsistencia diaria”.
  Asimismo, el concejal opositor confirmó que reactivará el proyecto presentado por el actual diputado provincial Rodrigo López Molina en el cual se pide la prohibición de cuidacoches en determinados espacios muy concurridos como los boliches del área central y la costanera y los entornos de los clubes de fútbol cuando hay partidos o recitales.
  “Los ciudadanos estamos al límite, cansados de aprietes, extorsiones y malos tratos. La situación que manifiestan los vecinos es preocupante y por ese motivo vamos a continuar y a llevar adelante las propuestas ya iniciadas por nuestro espacio”, agregó.
  “Cuando los gobiernos —siguió—y los funcionarios se quedan en los escritorios se abandona el espacio público y les cuesta comprender la realidad que vive la gente. Si como sociedad no comprendemos que la seguridad es un medio para el desarrollo, la coexistencia y la cohesión social, nos estamos equivocando”.
  El concejal finalizó señalando que su primer proyecto presentado “tiene que ver con la creación de la Secretaría de Seguridad, con estadística y análisis criminal, operaciones, logística, prevención de adicciones y auditorías ciudadanas de carácter permanente” para evitar estos conflictos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario