La ciudad

Fuerte baja en las ventas de pasajes de ómnibus en la terminal de Rosario

El movimiento de micros se redujo en más de un 30 por ciento. El director de la estación vaticinó "quiebras" en algunas empresas.

Sábado 10 de Noviembre de 2018

La baja en la venta de pasajes de colectivos de larga distancia se agudizó entre el año pasado y el actual. Así lo expresaron desde la Terminal de Omnibus de la ciudad, además de afirmar que si el gobierno nacional llegara a sacar los subsidios al sector habría una "catarata de quiebras de empresas en el país" y de ponderar la importancia de este tipo de transporte para las poblaciones que no tienen un aeropuerto cerca.

"Viene bastante frío el verano", afirmó en diálogo con LaCapital el director ejecutivo de la terminal, Orlando Debiasi, en relación a la venta de pasajes de larga distancia para la temporada estival. Y sumó que el movimiento de micros presenta una reducción superior al 30 por ciento.

Al momento de realizar una mirada retrospectiva, describió: "En otras épocas, en octubre o noviembre ya se vendían todos los pasajes para enero y febrero. Hoy, si comprás para cualquier lado y para cualquier fecha, vas a conseguir pasaje".

"Dos mil diez y 2011 fueron dos años muy fuertes en cuanto a movimientos. Después, empezó a bajar paulatinamente y en 2017 y 2018 ese descenso se agudizó muchísimo", agregó (ver aparte).

Consultado sobre si el método low cost en colectivos ayudó a mejorar la situación, Debiasi espetó que esa mecánica, que se implementó hace poco más de dos meses, "es una mentira. En un micro de 50 asientos, a lo mejor te ponen cuatro con precios bajos. Generalmente, para acceder al descuento tenés que hacerlo por internet y, como mínimo, con 15 días de anticipación".

El administrador de la terminal manifestó, también, que la venta de pasajes "ha caído mucho" y que la temporada "no pinta nada bien".

Subsidios

Al momento de ir un poco más allá de la cuestión coyuntural, en la que la atención se la lleva la falta de refuerzos de cara al verano por las bajas ventas de pasajes, Debiasi sumó otro problema que tiene en vilo al sector: la posible quita de subsidios por parte del gobierno nacional.

"Si el 1º de enero comienzan a sacar los subsidios, vamos a tener una catarata de quiebras de empresas en el país", vaticinó, a lo que sumó: "En las firmas de larga distancia ya hay despidos todos los meses. Algunas, pagan los sueldos en cuatro veces y el aguinaldo también en cuatro veces. La situación es mala y, de retirar los subsidios, va a ser horrible".

Debiasi comentó que "todas las empresas están esperando que haya una revisión de esta situación" y aseguró que esta medida significa "no conocer nada del transporte", ya que "en todo el mundo se subsidia".

El referente de la estación Mariano Moreno continuó: "Va a pasar lo que ocurrió con el ferrocarril; van a empezar a aparecer los pueblos fantasma. Las empresas que se mantengan en pie, si hoy tienen una determinada frecuencia sobre una ruta, van a bajarla; si por un pueblo pasan todos los días, van a empezar a pasar dos veces a la semana. Y por un pueblo con menos movimiento, directamente no van a pasar".

"Es un círculo vicioso horrible y es no entender la importancia del transporte ni la función social, integradora y económica que tiene", añadió.

Consultado sobre la iniciativa del gobierno nacional de expandir las fronteras respecto a la utilización de aviones en el territorio nacional (la denominada "revolución de los aviones"), Debiasi dijo: "Si piensan que con los aviones van a reemplazar el transporte de colectivos, están locos".

A su vez, fue muy crítico con el ministro de Transporte nacional, Guillermo Dietrich, al afirmar que "su única preocupación es que haya 50 o 60 empresas low cost".

"El avión te va a llevar de Rosario a Bariloche, pero todos los pueblos intermedios por los que pasa el colectivo, o por los que pasa el tren, quedan sin comunicación", remarcó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario