La ciudad

Fue despedido sin causa y pide por su reincorporación

Marcelo tiene 30 años y un hijo hipoacúsico. A fines de enero recibió el telegrama de despido de Electrolux, donde trabajó por 3 años "sin una falta".

Miércoles 13 de Febrero de 2019

Marcelo ingresó hace tres años a Electrolux, la firma de electrodomésticos ubicada en Batlle y Ordóñez al 3400. Pero desde fines de enero tiene impedido el ingreso a la planta, tras ser despedido sin causa. Por eso desde hace semanas que reclama en las puertas de la fábrica por su reincorporación. Porque quiere trabajar y porque además tiene un hijo de 11 años con discapacidad y, de no mediar un cambio, advierte que en abril podría perder su obra social.
Marcelo Ramírez tiene 30 años y a fines de enero, junto a otros 20 operarios, fue despedido de la empresa ubicada en el extremo sur de la ciudad. "Ese día me sacaron de la fábrica y por la tarde me llego el telegrama que decía que era sin causa", revela a La Capital.
Desde aquella jornada de enero la empresa no volvió a despedir empleados. Dice que intentó desde entonces que su lucha sea colectiva, pero sus esfuerzos fueron en vano. "Algunos aceptaron la indeminzación, otros se fueron por cuestiones personales y otros porque estaban cansados del maltrato de la patronal, pero yo quiero seguir trabajando", confiesa el joven, que durante tres años trabajó de 6 a 15 como operario calificado en blanco. "Esto es muy injusto, en tres años nunca tuve una falta ni un apercibimiento", lamenta.
Esta mañana recibió el respaldo de referentes políticos y sociales, como el diputado Carlos Del Frade, la concejala María Eugenia Schmuck y Norma Ríos (APDH): "Vinieron a darme su apoyo y viene bien para sentirme un poco respaldado, ya que hasta ahora ni la empresa ni el gremio (la UOM) me dieron una respuesta".
electrolux1.jpg
En nombre del hijo. Marcelo agrega que su situación tiene otro agravante, ya que tiene a su cargo a Tiago, su hijo de 11 años que padece hipoacusia bilateral.
Según le dijeron, hasta fines de marzo tiene la cobertura de la obra social. Finalizado ese plazo, si desea continuar con la obra social para el tratamiento del nene, debería abonarla aparte.
electrolux3.jpg
Sin causa. Consultado por la causas que da la empresa para explicar su despido, dice que la firma de electrodomésticos aduce crisis, aunque Marcelo descree de esa justificación.
"La empresa dice que está en crisis pero compra maquinaria que vale millones de dólares y echa gente para producir lo mismo con menos personas", apunta. Alerta que, según trasciende, en la empresa se esperan entre 80 y cien despidos más.
Mientras espera una respuesta de la empresa y el respaldo gremial, dice que el paso que queda es recurrir ante el Ministerio de Trabajo provincial.
Mientras tanto, todas las semanas Marcelo lleva su reclamo a las puertas de Electrolux. La respuesta, hasta ahora, sigue siendo la misma. Pero no se resigna a perder su empleo: "La plata que me dieron de indemnización la tengo ahí, pero eso te dura unos meses y ya está. Y yo quiero trabajar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario