La ciudad

Fotos en serie para condenar la violencia contra las mujeres

Una campaña municipal invita a los vecinos a dejarse retratar para repudiar el matrato. "Pará", es el nombre de la actividad que lanzó la Secretaría de Promoción Social para sumar voluntades de ciudadanos que le digan no a esa situación.

Viernes 18 de Noviembre de 2011

Una campaña municipal para condenar la violencia contra las mujeres se propone reunir algo más que adhesiones a través de la firma y por eso invita a los rosarinos a posar para una foto usando un guante rojo con una consigna de cuatro letras: Pará. Ese es el nombre de la actividad que lanzó la Secretaría de Promoción Social para sumar voluntades de ciudadanos que, a través de su propia imagen, le digan no al maltrato. Los retratos se tomarán en puestos móviles hasta el 24 de noviembre, el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, cuando podrá conocerse el mosaico completo de los participantes.

El objetivo de la campaña es concientizar sobre la violencia de género y promover la condena social de un fenómeno que suele relegarse al ámbito privado. "La idea es que todos los rosarinos asumamos un compromiso público de decir basta de violencia contra las mujeres. Sacar la problemática del ámbito privado y entender que nos afecta a todos", resumió Andrea Travaini, subsecretaria de Acción Social municipal.

La actividad aspira a generar también otro efecto: "Decirle a las mujeres que sufren violencia que en Rosario hay políticas públicas que trabajan para que esto no ocurra, que hay espacios a los que pueden acudir y a la vez que hay una sociedad que no está dispuesta a mirar para otro lado", añadió Travaini.

Para registrar las imágenes se instaló un puesto fijo que hasta el 24 de noviembre estará, de 10 a 13, en el cruce de las peatonales. Otro stand móvil circulará por los distritos municipales y este domingo se podrá posar para la foto en la calle recreativa, Oroño y el río.

"¡Pará! Rosario condena la violencia contra las mujeres", dice frente a los puestos el cartelón que promociona la campaña, de la cual participaron el futbolista Mauricio Sperdutti, de Newell's Old Boys, y Jorge Broun, de Rosario Central.

En sus dos primeros días la propuesta contó con una gran adhesión de los ciudadanos, hombres y mujeres de todas las edades que se acercan a los puestos, se calzan el guante rojo, esperan el flash delante de un telón negro y hasta se quedan a conversar sobre el tema. En el puesto de Córdoba y San Martín, ayer, eran mayoría quienes relataban alguna situación personal o cercana de violencia doméstica (ver aparte).

"En general la gente lo toma muy bien. El espacio nos permite explicar los distintos tipos de violencia, que no se resume a un golpe. La gente se predispone bien", relató Travaini. La campaña fue elaborada por el Area de la Mujer municipal con la expectativa de reunir las fotos en un video o materiales gráficos. Las fotos se mostrarán en una galería multimedia y en la página de facebook de la campaña.

Registros.Las estadísticas sobre la violencia contra la mujer no alcanzan a registrar la magnitud y complejidad del fenómeno, pero dan una dimensión. En Tribunales, en dos años se duplicó la cantidad de denuncias por agresiones en la familia, lo que especialistas atribuyen a que las mujeres están más preparadas para pedir ayuda. En 2010 se registraron 4.003 casos y en los primeros ocho meses de 2011 se contaban 2.615.

El teléfono verde municipal (480-2446 o 0800-4440420) recepcionó en el año 3.181 llamadas. De ese total, el 71,3 por ciento fueron por casos de violencia familiar, lo que comprende violencias sexuales dentro de la relación de pareja. En tanto, el 2,8 por ciento de los llamados fueron por conflictos familiares diversos, 25,6 por ciento por otras consultas y 0,3 por ciento por violencia sexual ejercida por alguien que no pertenece al entorno familiar.

Ante el pedido de ayuda, se brinda un asesoramiento puntual sobre derechos de la mujer y medidas de protección legal que se pueden gestionar. Se cita a la persona a una entrevista en los Centros de Distrito y en algunos casos se planifican acciones concretas, como derivaciones o el ingreso a un centro de protección en casos urgentes.

Entre octubre y septiembre se derivaron 823 casos para entrevistas en los distritos y 113 mujeres fueron atendidas ante situaciones urgentes.

Los relatos frente al telón

Los vecinos que se acercaron ayer a la mañana para participar de la campaña en el puesto de Córdoba y San Martín dejaron algo más que su imagen al posar con guantes rojos frente a un telón negro. La mayoría brindó algún relato sobre experiencias personales de maltrato o sufridas por alguien cercano.
  “Me parece bárbaro luchar contra todo tipo de violencia contra la mujer”, dijo Martín, un empleado público de 36 años que aprovechó a retratarse mientras esperaba a una amiga. “Esto se tendría que hacer de manera continua. En mi vida no sufrí violencia física pero sí psicológica, descalificaciones y amenazas de parte de mi pareja, confió Ana María, una jubilada de 67 años y madre de cuatro hijos que, según dice, no se animó a separarse por “prejuicios culturales”.
  Parejas de novios, grupos de estudiantes, mujeres mayores, hombres que revelaron haber visto agresiones físicas entre sus padres y hasta turistas extranjeros dejaron su foto. “Nos parece mal que les peguen a las mujeres”, dijeron cuatro adolescentes de 14 y 15 años de una escuela de barrio Belgrano.
  “En todos lados ves que les faltan el respeto a las mujeres. Desde el colectivo hasta el programa de Tinelli, que violenta los derechos de la mujer al tratarlas como objeto”, apuntó Juan Carlos Díaz, un estudiante y trabajador de 25 años.
  Juana, de 32 años, posó con su hijo de 10, su nena de 2 y un sobrino. “Andaba por acá, sabía por el noticiero de la campaña y me acerqué porque tengo una hermana que sufre violencia y no se anima a hacer nada”, reveló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario