La ciudad

Festejos con 31 accidentes y pocos heridos por pirotecnia

Los festejos de Año Nuevo en Rosario terminaron con apenas dos heridos leves por manipulación de pirotecnia, ninguno de ellos menor, y 31 accidentes de tránsito que, sin embargo, tampoco produjeron lesiones...

Miércoles 02 de Enero de 2008

Los festejos de Año Nuevo en Rosario terminaron con apenas dos heridos leves por manipulación de pirotecnia, ninguno de ellos menor, y 31 accidentes de tránsito que, sin embargo, tampoco produjeron lesiones significativas a conductores ni acompañantes. En cambio, un choque entre dos motos en Villa Gobernador Gálvez causó la muerte de un joven de 22 años y lesiones de distinta gravedad a otros tres.

  Para la subsecretaria de Salud Pública municipal, Karen Liljestrom, el saldo de la celebración fue positivo si se compara la cantidad de lesionados por pirotecnia y accidentes de este Año Nuevo con los que se registraron en la Navidad pasada y, sobre todo, en festejos anteriores.

  Sólo en la última Nochebuena fueron once los heridos en Rosario por manipular pirotecnia, ocho de ellos chicos, y nueve los choques en las calles. Y el año pasado, la madrugada del 1º de enero llegó con cuatro nenes baleados.

  Pero esta vez, según detalló Liljesthrom, la pirotecnia sólo causó lesiones leves en las manos de dos adultos que fueron atendidos en forma ambulatoria en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) y, milagrosamente, ninguna lesión significativa entre quienes protagonizaron los 31 accidentes de tránsito durante los festejos.

  "Creemos que comparativamente es un buen balance, sobre todo porque no hubo casi heridas por pirotecnia y bajó el número de lesiones por bala", sostuvo Liljesthrom.

  Aun así, se registraron cuatro hechos fuertes de violencia, dos de ellos con armas blancas y dos con armas de fuego. Todos los heridos —uno de ellos en estado delicado— quedaron internados en el Heca y tres incluso debieron ser intervenidos quirúrgicamente.

 

Por un perro. El peor de los accidentes se produjo a la madrugada en Villa Gobernador Gálvez, donde dos motos colisionaron cuando uno de los conductores intentó esquivar a un perro en Comandante Espora al 300.

  El saldo del choque fue fatal. El conductor de uno de los vehículos, Leandro David Ortega, de 22 años, murió en el acto, mientras que su acompañante, Brenda Barrios, sufrió fracturas y quedó internada en el Hospital Provincial.

  Los ocupantes de la otro moto, Rafael Silva y Uriel Solís, sufrieron politraumatismos. El primero permanecía internado ayer en el Heca en "estado reservado" y su acompañante en el Provincial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario