La ciudad

Fein quiere emitir un bono por 550 millones de pesos para pavimentar mil cuadras

La Municipalidad analiza emitir un bono por unos 100 millones de dólares (550 millones al tipo de cambio oficial) para financiar la pavimentación definitiva de unas mil cuadras de la ciudad.

Domingo 30 de Junio de 2013

La Municipalidad analiza emitir un bono por unos 100 millones de dólares (550 millones al tipo de cambio oficial) para financiar la pavimentación definitiva de unas mil cuadras de la ciudad. La intendenta Mónica Fein instruyó a su equipo económico para que avance en el armado del esquema, ante las dificultades para conseguir financiamiento externo, como está ocurriendo con el crédito del Banco Mundial para cloacas. En el municipio estiman que la colocación tendrá una tasa de interés entre el 8 y el 9 por ciento anual. Para que se concrete requerirá de la aprobación del Concejo y el aval de la Nación.

   “La intendenta nos planteó la necesidad de buscar alternativas de financiamiento para efectuar obras de gran magnitud que exceden la capacidad del presupuesto municipal”, confió a La Capital la secretaria de Hacienda, Verónica Irízar.

   En ese marco, y ante las dificultades para conseguir líneas crediticias externas, la funcionaria confirmó que la alternativa con más chances de prosperar “es la emisión de un bono local para la pavimentación de calles a nivel definitivo”.

   Irízar precisó que “para una primera etapa se está pensado en emitir deuda por unos cien millones de dólares para poder pavimentar a nivel definitivo unas mil cuadras”.

   De acuerdo a los datos que manejan en la Secretaría de Obras Públicas, en Rosario hay 6.000 cuadras con pavimento provisorio. Pero sólo unas 1.500 ya tienen cloacas para poder hacer el pavimento definitivo.

   Esta carencia en materia de infraestructura fue cuestionada reiteradamente por los bloques opositores en el Palacio Vasallo. En particular el Partido del Progreso Social y el Socialismo Auténtico criticaron al Ejecutivo por las escasas partidas destinadas para pavimento definitivo (2 millones en 2012 según esas bancadas), en detrimento de los recursos asignados para cancelar servicios de la deuda (334 millones según el Presupuesto 2013 aprobado por el cuerpo).

   “De nada sirve hacer el pavimento definitivo de una cuadra sin cloacas porque después, cuando se haga la obra de saneamiento hay que volver a romper el pavimento”, destacó la titular de Hacienda.

   Pavimentar a nivel definitivo una cuadra cuesta unos 600 mil pesos. Para las 1.500 cuadras que están en condiciones de ser asfaltadas a nivel definitivo el municipio debe conseguir 900 millones de pesos.

Relacionadas. En ese marco, Irízar relacionó el esquema de endeudamiento que se está pergeñando en el Palacio de los Leones con el crédito solicitado ante el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (Birf), una institución dependiente del Banco Mundial por 20 millones de dólares para acelerar el plan cloacal de la ciudad.

   “Son dos grandes obras que están relacionadas y que apuntamos a darle impulso en simultáneo”, señaló. Al respecto, la semana entrante el gobierno municipal espera que la Casa Rosada envíe una señal positiva respecto al aval nacional que requiere este endeudamiento.

   La secretaria de Hacienda explicó que la emisión de bonos a escala municipal “es un mecanismo permitido en Santa Fe tras la sanción de una ley de la Legislatura que permite la creación de estos instrumentos financieros”.

   Para que salga al mercado de capitales requerirá de una autorización del Concejo Municipal y otra de Nación. “El Concejo debe autorizar al municipio a tomar deuda para estas obras y Nación debe avalarlo incluso porque probablemente se ponga como garantía la coparticipación federal o bien un fideicomiso conformado por la contribución de mejoras que aporten los vecinos”, indicó la funcionaria.

   En base a sondeos que efectuó el equipo económico municipal, el bono local podría tener un costo de financiamiento “entre el 8 y el 9 por ciento anual, pero es una de las variables aún a definir”.

   Al respecto, Irízar agregó: “Ya hemos tenido ofrecimientos de bancos y la percepción que tenemos es que será atractivo para los inversores adquirir el bono dada la capacidad del municipio para honrar sus deudas y pagar en tiempo y forma”.

   “Incluso —continuó la titular de Hacienda— otras ciudades y provincias chicas han emitido deuda con éxito en el último tiempo. Es un momento de liquidez en el mercado financiero que apuntamos a poder aprovechar para hacer obras que superan los recursos con que cuenta un gobierno local”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario