La ciudad

Fein apoyó la suba de multas a los remises truchos

La intendenta se lo transmitió a titulares y peones de taxis. El proyecto está en debate en el Concejo y sube la sanción de mil a $25.000.

Sábado 03 de Noviembre de 2018

La intendenta Mónica Fein brindó ayer un fuerte respaldo político al proyecto que incrementa las multas a los remises truchos que está en debate en el Concejo y es reclamado por titulares y peones de taxis. La jefa comunal expresó su aval ante referentes de las cámaras de propietarios de chapas y el gremio de choferes en una cumbre donde abordaron temas clave vinculados a la movilidad.

   Fein recibió a los tacheros en el Palacio Municipal junto a la plana mayor de su gabinete: el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, el de Control, Guillermo Turrin, y la de Transporte, Mónica Alvarado.

   Los taxistas llevaron una amplia agenda pero el principal tema abordado en la cumbre fue la proliferación de remises ilegales, que para los tacheros se han convertido en una "verdadera competencia desleal".

   Según confió a La Capital Marcelo Díaz, referente de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar), "la intendenta expresó un apoyo contundente al proyecto que está en debate en el Concejo que sube fuerte las multas a remises truchos".

   La jefa comunal fue más allá y les adelantó a los taxistas que la semana próxima tendrá una reunión de trabajo con los ediles del interbloque del Frente Progresista en el Palacio Vasallo y se comprometió a tratar el asunto y darle impulso político.

   La iniciativa fue presentada semanas atrás por el bloque de Cambiemos. Actualmente la sanción económica para retirar el vehículo del corralón no supera los mil pesos. La propuesta opositora eleva esa multa y la establece dentro del esquema de sanciones atadas a la evolución de la nafta.

   El proyecto propone que la multa vaya de 450 a 600 unidades fijas (UF), que cada una equivale actualmente a cerca de 42 pesos con la flamante suba de la nafta de las últimas horas que concretaron la mayoría de las petroleras. El piso sería unos 18.900 pesos y un techo de 25 mil pesos.

   En paralelo, los tacheros acordaron abrir un canal de mensajería instantánea con los inspectores de tránsito y Guardia Urbana Municipal para denunciar en tiempo real la presencia de remises truchos en cercanías de espacios públicos, shoppings, centros de salud y el casino de la ciudad.

   También se analizó la problemática de la falta de espacio para esperar pasajeros ante paradas que tienen más unidades por la falta de viajes y por la presencia de obstáculos propios del mobiliario urbano como contenedores de residuos.

   Los tacheros plantearon que a falta de espacio se produce la doble fila o la invasión de la senda peatonal y luego los inspectores labran actas que derivan en fuertes sanciones económicas.

   "En tiempos de crisis donde los costos de todos los componentes están en alza y hay menos viajes es clave poder bajar los gastos fijos como las multas para que la actividad sea un poco más rentable", agregó Díaz.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});